La fe y frases celebres sobre la fe

22 may

La fe y frases celebres sobre la fe

Aqui les dejo algunas frases celebres sobre la fe, para que puedan reflexionar en ello.

Aquel que tiene fe no está nunca solo. Thomas Carlyle
Allí donde termine toda práctica visible de fe, allí también se secan las raíces de esa fe en el corazón del pobre pecador. Adolfo Kolping
Aquel que tiene fe no esta nunca solo. Thomas Carlyle
Así, pues, como el cuerpo sin el espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta. Santiago 2, 26
Como es su fe, así es el hombre y su obra. Adolfo Kolping
Cuando no podamos ver el rostro de Dios, tengamos confianza bajo la sombra de sus alas. Charles H. Spurgeon
Cuando pones fe, esperanza y amor juntos puedes criar niños positivos en un mundo negativo. Zenón de Elea
Da el primer paso en la fe. No necesitas ver toda la escalera, sólo dar el primer paso. Martin Luther King
De acuerdo con tu fe, asi te irá en la vida. Eliphas Levi
Dudar, caer, arrepentirse, llorar, cansarse, reír, suspirar, levantarse; esto es la Fe. Autor desconocido
El amor hace la vida, la amistad hace la luz y la fe hace la salvación. Zenaida Bacardí de Argamasilla
El amor tiene en su esencia algo del Dios que nos hizo; la amistad, algo del ángel que nos cuida, y la fe, algo del Cristo que nos salva. Zenaida Bacardí de Argamasilla
El camino para ver con la fe es cerrar los ojos de la razón. Benjamín Franklin
El hombre que tiene fe ha de estar preparado, no sólo a ser mártir, sino a ser loco. Autor desconocido
El más sublime acto de Fe es el que sube a nuestros labios en la noche, en la inmolación, en el dolor, en el esfuerzo inflexible hacia el bien. San Pío de Pieltrecina
El que no desea la fe no será creyente. A. Palacios Valdes
El que no tiene fe, no puede pedir fe a los demás. Lao-Tse
En la fe no hay espacio para la desesperación. Mahatma Gandhi
En la vida real, cualquier gran empresa empieza y da su primer paso adelante por fe. Schlegel
Enseñar a alguien para traerlo a la fe es tarea de todo predicador e incluso de todo creyente. Santo Tomás de Aquino
Es infinitamente mas bello dejarse engañar diez veces que perder una vez la fe en la Humanidad. Heinz Zschokke
Es propio de la fe hacernos humildes en los sucesos felices e impasibles en los reveses. Santa Clara
¿Es una fe sincera la fe que no actúa? Jean Racine
Fe adulta: la que se apoya en Dios mismo y se abandona en Él. Autor desconocido
Fe es creer en lo que no se ve; y la recompensa es ver lo que uno cree. San Agustín de Hipona
Fe es la fuerza de la vida. Liev Nikolayevich Tolstoi
Fe es la virtud que nos hace sentir el calor del hogar mientras cortamos la leña. Miguel de Cervantes Saavedra
Fé es vivir en comunión permanente con Dios que se esconde detrás de todo y habita el corazón del universo y de las personas. Leonard Boff
Gran parte del conocimiento de las cosas divinas se nos escapa por falta de fe. Heráclito
Ha llegado el fin de todo lo humano, cuando no queda otra cosa que la fe en los intereses materiales. Quintiliano
La comprensión es la recompensa de la fe, por tanto no trates de comprender que puedes creer pero cree que puedes comprender. Aurelius Augustinus
La fe a veces se vuelve transparente. Madre Maravillas de Jesús
La fe comienza donde termina el orgullo. Lamennais
La fe consiste en creer lo que no vemos, y la recompensa es ver lo que creemos. San Agustín
La fe de los hombres queda sellada en sus acciones, les modela sus facciones y les resplandece la mirada. Santo Tomás de Aquino
La fe debe marcar cada etapa de nuestro peregrinaje. No creemos una vez y luego nos olvidamos de ello. Debemos reclamar y renovar la fe cada día de nuestras vidas. Siempre debemos ser, sobre todas las cosas, creyentes. Douglas Moo
La fe es la decisión de vivir con la certeza de que lo que es, no lo es todo. Roger Garaudy
La fe es la que nos dirige a través de océanos turbulentos. Mahatma Gandhi
La fe es un encuentro con Dios. S. Benetti
La Fe en acción es amor y el amor en acción es servicio. Beata Madre Teresa de Calcuta
La fe es como el amor: no puede ser impuesta por la fuerza. Schopenhauer
La persona de fe es eterna en su esperanza. F. de Ayala
La fe es como una brújula en la tormenta y en la niebla. Cardenal J. Döpfner
La fe es una buena cuerda que, extendido y tensa, no se corta en la tempestad. Robert C. Chapman
Fe es creer en lo que no se ve y la recompensa es ver lo que uno cree. San Agustín
La fe es algo indispensable en el hombre. Desgraciado aquel que no cree en nada. Víctor Hugo
La fe es como el amor: no puede ser impuesta por la fuerza. Arthur Schopenhauer
La fe es el antiséptico del alma. Walt Whitman
La fe es el poder de Dios a nuestra disposición. Autor desconocido
La fe es la fuente de la realidad, porque es la vida; creer es crear. Miguel de Unamuno
La fe es un don sin el que no se puede venir a la Iglesia; sin el que no se puede seguir en la Iglesia. Venerable. John Henry Newman
La fe hace posible lo que por razón natural no lo es. Santa Teresa de Jesús
La fe no es ciega, el corazón la ve. Zenaida Bacardí de Argamasilla
La fe no es creer lo que no vimos, sino creer lo que no vemos. Miguel de Unamuno
La fe no es una abstracción, tiene corazón, sangre y nervios. Newman
La fe no le hace feliz a uno, sólo le hace más feliz. Martin Gardner
La fe no necesita pruebas, pero necesita al menos signos en los que apoyarse. José Gómez Caffarena
La fe no tiene miedo. Proverbio Latino
La fe nos guía, inclusive a nosotros, y seguimos su luz segura en el camino que nos conduce a Dios y a su Patria Celestial. San Pío de Pieltrecina
La fe que no actúa, ¿será fe? Jean Baptiste Racine
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. Santo Tomás de Aquino
La intranquilidad, la precipitación y la angustia son síntomas de inmadurez o de falta de fe. Padre Tadeusz Dajczer
La manera de ver según la fe es cerrar los ojos de la razón. Benjamín Franklin
La mayor perturbación mental consiste en permitir que la voluntad dirija la fe. Luis Pasteur
La persona de fe es eterna en su esperanza. Lucas Fernández de Ayala
La prueba de la fe perseverante autentifica la cualidad de la oración. Jean Lafrance
Lo contrario de la fe no es la razón sino la superstición. Vittorio Messori
Los seres humanos son capaces de obrar milagros cuando tienen fe. Thomas Carlyle
Los sistemas ejercitan el entendimiento, pero la fe lo ilumina y lo guía. Jean-Baptiste Poquelin Molière
Más verdad dice la fe que los ojos. Francisco Quevedo
Nadie puede infundir fe a no ser que la posea. Sólo el que está persuadido puede persuadir. Joseph Joubert
No basta ser creyente, hay que ser creíble. Pedro Casaldáliga
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano; no se ensucia porque alguna de sus gotas estén sucias. Mohandas Karamchand Gandhi
No hay persona sabia sin fe. Tertuliano
No necesitas transferir tu fe a la vida cotidiana. De tu vida cotidiana puedes deducir cómo es de grande tu fe. Franz Jalics
No pierdas la fe, ¡porque te derrumbarías! Zenaida Bacardí de Argamasilla
No se puede honrar de mejor manera a Dios, nuestro Padre, que a través de una confianza sin limites. San Alfonso María de Ligorio
No se vive sin la fe. La fe es el conocimiento del significado de la vida humana. La fe es la fuerza de la vida. Si el hombre vive es porque cree algo. León Tolstoi
Nunca se cansa el que confía. Francisco Quevedo y Villegas
Pecadores e ignorantes son enviados a predicar, para que se comprenda que la fe de los creyentes está en la virtud de Dios, no en la elocuencia ni en la doctrina. San Beda
Poca fe bastará para llevarnos al cielo, mas una gran fe traerá el cielo hasta nosotros. C.H. Spurgeon
¿Por qué arrancáis a los pobres la fe en Dios, si no tenéis otra cosa mejor que darles? Carmen Silva
Por la fe vemos a todos los seres humanos como compañeros de viaje hacia la eternidad. Santiago Alberione
Porque les aseguro que si tuvieran fe como un grano de mostaza, le dirían a este monte: ‘Trasládate de aquí allá’, y se trasladaría. Mateo 17,20
Quien pierde su fe no puede perder más. Quintiliano
¿Racionalizar la fe?. Quise hacerme dueño y no esclavo de ella, y así llegué a la esclavitud en vez de legar a la libertad en Cristo. Miguel de Unamuno
Si alguien te pregunta por tu fe, llévalo a la Iglesia y muéstrale los iconos. San Juan Damasceno
Si tienes fe, alcanzarás el objetivo de tu anhelo. Sri Ramakrishna
Si tienes fe como un granito de mostaza, le dirás a ese árbol que está ahí: arráncate y plántate en el mar, y el árbol obedecerá. Lc 17, 6
Si tienes fe, hallarás que el camino de la virtud y de la felicidad es muy corto. Quintiliano
Sin fe ni confianza el mundo no se mantiene unido. Adolfo Kolping
Sin fé no hay teología. Juan Pablo II
Sin fe, se puede perder un juego cuando ya está casi ganado. Paulo Coelho
«Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que los que creen en él, tengan vida eterna.» (Jn 3,14-21)
Tener fe es construir sobre lo que sabemos que está aquí, para poder alcanzar lo que sabemos que está allá. Cullen Hightower
Tener fe no es conocer el misterio del universo, sino estar convencido de que hay tal misterio y de que es más grande que nosotros. Rabino David Wolpe
Tengamos fe que la razón es poderosa; y con esa fe, avancemos hasta el fin, haciendo la parte que nos toca, siguiendo siempre la verdad. Abraham Lincoln
Toda justicia humana terrenal tiene su fundamento verdadero sólo en la fe, en las verdades religiosas dadas por Dios. Adolfo Kolping
Todo lo que he visto me enseña que debo confiar en el Creador a quien no he visto. Ralph Waldo Emerson
Todas las cosas creadas están en la mano de Dios; los sentidos ven tan sólo la acción de las criaturas, pero la fe ve en todo la acción de Dios. Padre Jean Pierre De Caussade, S.J
Tú crees porque has visto; felices los que creen sin haber visto. Jn 20, 29
Un hombre sin fe es alguien que navega a merced de las circunstancias. J.C.Hare
Un ser humano que tiene fe ha de estar preparado, no sólo a ser un mártir, sino a ser un loco. Gilberto Keith Chesterton
Una fe no encarnada en las obligaciones cotidianas termina por hacerse abstracta o estéril. Juan Pablo II
Una fe que nosotros mismos podemos determinar, no es en absoluto una fe. Cardenal Ratzinger
Vivir de fe es juzgar las cosas a la luz de la eternidad. Padre Hurtado

Quizas algunas frases pueden ser objetables, medias ambiguas, pero hay algunas que son muy buenas.Creo que ayudan a entender en palabras humanas que es fe. La fe que vence al sistema pagano que nos rodea, es la fe en Dios.

“Pues por la bondad de Dios habéis recibido la salvación por medio de la fe. No es esto algo que vosotros mismos hayáis conseguido, sino que os lo ha dado Dios. No es el resultado de las propias acciones, de modo que nadie puede jactarse de nada”. Efesios 2:8-9 – DHH.
INTRODUCCIÓN- Para que toda y cualquier afirmación de conceptos sea sustentable y confiable es necesario que tenga un punto de partida que de este punto de sustentación y confiabilidad. 

Se requiere también que los conceptos sean sustentados por pruebas. Es en esta cuestión que el punto de partida tiene mayores dificultades. Todas las ciencias conocidas, así como el evolucionismo se deparan con esta dificultad. Responder preguntas como: ¿Cuál es la prueba incuestionable que define con absoluta certidumbre el momento del surgimiento del universo? ¿A quién o a qué atribuir este sistema perfecto en sus leyes y movimientos? ¿Cuáles son los fundamentos seguros para determinar el origen de la vida? ¿Qué respuestas convincentes existen para el problema de la muerte? ¿Hay soluciones para el o simplemente es aceptada como parte de un ciclo en proceso permanente? ¿Qué explicaciones fundamentadas existen para el origen del hombre y su desarrollo?.

Ni la llamada ciencia de las pruebas ni el evolucionismo de las hipótesis demuestran de manera convincente y sin cuestionamientos este punto de partida. Por lo tanto, si no existe este punto de apoyo como fundamento irrefutable, toda la construcción de conceptos que puedan surgir, irremediablemente presentarán fallas en sus diferentes asideros.

Para obtener respuestas confiables que satisfagan, entra en cuestión un factor muy importante con características espirituales: la fe en las declaraciones proferidas por un Ser Superior, reconocido como Dios. Pero, ¿Que es fe? ¿Dónde encontrar un punto de partida para fundamentar argumentos confiables y explicarlos?.

Piense: “El cielo proclama la gloria de Dios; de su creación nos habla la bóveda celeste. Los días se lo cuentan entre sí; las noches hacen correr la voz. Aunque no se escuchan palabras ni se oye voz alguna, el mensaje llega a toda la tierra y hasta el último rincón del mundo, hasta donde el sol tiene su hogar”. Salmos 19:1-4 – DHH.

Desafio: “Nadie ha visto jamás a Dios; el Hijo único, que es Dios y que vive en íntima comunión con el Padre, nos lo ha dado a conocer”. – Juan 1:18 – DHH.

Domingo, 5/4/2009 – › Fe – Don de Dios

La fe presentada por la Escritura Sagrada se fundamenta en Dios. La única fuente que presenta con incuestionable claridad quién es Dios, es Él mismo en su Palabra: “Yo Soy el Señor, y no hay ningún otro”. – Isaías 45:18 – NVI.

¿Cómo explicar la Persona de Dios, su existencia, su actuación en el Universo, sus relaciones con el ser humano, si no encontramos ningún paralelo en aquello que es conocido por nosotros? ¿Cómo explicar a Aquél que sustenta en el hoyo de sus manos al Universo? Sí, ¿Cómo explicar lo inexplicable?

Yo no puedo explicar a Dios, pero yo puedo creer en Dios. Admitir la existencia de Dios es un acto de fe. No puedo demostrar la existencia de Dios con pruebas de laboratorio. Pero puedo sentir su actuación en mi vida. Percibir la actuación de Dios en el día a día de la vida de sus criaturas y a favor de ellas es un acto de fe.

La fe no se prueba con experiencias científicas de laboratorio. La fe es un don, un regalo de Dios, que nace como fruto del conocimiento y las relaciones con Él. No necesito de pruebas de laboratorios para fundamentar mi fe en el amor de mi esposa o viceversa. La fe nació y se desarrolla enraizada en el conocimiento y en las relaciones que día a día crece entre nosotros dos y de este modo se fortalece.

Así es la fe en Dios. Es una dádiva que Él nos concede para revelar su amor y desenvolver una relación de compañerismo espiritual entre Él y nosotros. “Pues el evangelio nos muestra de qué manera Dios nos hace justos: es por fe y solamente por fe. Así lo dicen las Escrituras: “El justo por la fe vivirá.” – Romanos 1:17 – DHH.

Piense: “La Escritura, previendo que también entre los no judíos iba Dios a reconocer como justos a los que tuvieran fe, había anunciado a Abraham esta buena noticia: “Todas las naciones serán bendecidas por medio de ti.” – Gálatas 3:8 – DHH.

Desafio: “Pero no es posible agradar a Dios sin tener fe, porque para acercarse a Dios es necesario creer que existe y que recompensa a quienes le buscan”. – Hebreos 11:6 – DHH.

Lunes, 6/4/2009 – › La Base de nuestra Fe 

Es verdad que esta cuestión de la fe en un Ser Superior, reconocido como Dios Eterno, también presenta algunos cuestionamientos que necesitan de esclarecimiento. Las grandes preguntas levantadas con frecuencia: ¿Quién es Dios? ¿Dónde se encuentra? ¿Cuál es su autoridad? Son preguntas que generan muchas otras interrogantes.

La única fuente que presenta con incuestionable claridad de quién es Dios, es Él mismo en su Palabra. Hablando por intermedio del profeta Isaías, Dios proclama quién es Él: “¿Con quién podréis compararme? ¿A quién pensáis que puedo parecerme? Recordad lo que ha pasado desde tiempos antiguos. Yo soy Dios, y no hay otro; Sí, Soy Dios, y no hay nadie igual a mí”. – Isaías 46:5 y 9 – BJ.

¿Con quién comparar lo incomparable? ¿Dónde encontrar parámetros para establecer semejanzas?
El Salmista, rey David, al meditar sobre este Dios grandioso exclama: “¡Misterioso conocimiento que me ultrapasa, tan elevado que no puedo alcanzarlo!”. – Salmos 139:6 – TEB.

La inequívoca conclusión del salmista a respecto de Dios es que en su Omnipotencia y Omnipresencia, Él trasciende el Universo y controla todos sus acontecimientos. Él está presente en medio de todo y cualquier lugar.
Es este Ser el Dios Eterno, Creador del Universo, pero que de manera amorosa se revela y se manifiesta a sus criaturas que fueron envueltas por el tentador y cayeron en pecado por la desobediencia, y que todo esto se constituye en el fundamento de nuestra fe.

Piense: “¿A dónde podría ir lejos de tu Espíritu? ¿A dónde huiría lejos de tu presencia? Si yo subiera a las alturas de los cielos, allí estás tú; y si bajara a las profundidades de la tierra también estás allí; si levantara el vuelo hacia el oriente, o habitara en los límites del mar occidental, aun allí me alcanzaría tu mano; ¡tu mano derecha no me soltaría! Si pensara esconderme en la oscuridad, o que se convirtiera en noche la luz que me rodea, la oscuridad no me ocultaría de ti y la noche sería tan clara como el día. ¡La oscuridad y la luz son lo mismo para ti!”. – Salmos 139:7-12 – - DHH.

Desafio: “Mi Padre me ha entregado todas las cosas. Nadie conoce realmente al Hijo, sino el Padre; y nadie conoce realmente al Padre, sino el Hijo y aquellos a quienes el Hijo quiera darlo a conocer”. – Mateo 11:27.

Martes, 7/4/2009 – › Ejerciendo Fe

Evaluemos la declaración de Pablo en Gálatas 5:6 – “Fe que actúa por amor”. No olvidemos el detalle importante: Pablo está escribiendo a los Gálatas, después de la muerte de Jesús, la dádiva suprema de Dios a favor del pecador, “el autor de la fe”. La muerte está tipificada en los servicios del santuario. Con la muerte de Cristo estos servicios perdieron su significado como orientadores para la solución del problema del pecado. Jesús, la realidad, asumió el lugar de los tipos.

Los judíos continuaban en centralizar su fe en las obras típicas, rituales, aún después de la muerte de Jesús. La gran fuerza residía en el acto de la circuncisión. Cuando Cristo vino, “el Autor de la fe”, el centro de los servicios, el centro de la fe, fue rechazado. La obtención de justicia y salvación continuaba siendo buscada en los ritos, ceremonias y actos que se tornaron vacíos en sí mismos.

Pablo declara a los judíos que todo esto de nada vale, mas sin la fe que actúa por amor. El amor encuentra expresión real en una Persona. Y Pablo aquí declara con su franqueza característica, lo que tiene valor, lo que justifica, lo que expía la culpa de los pecados, lo que salva y liberta, es la fe en Jesús, que se manifiesta en la sumisión amorosa a Él a través de la obediencia a los preceptos morales.

Si la ley moral es negada, se niega también la existencia del pecado, porque la ley moral es el que torna al pecador convicto de pecado. Negando la existencia del pecado, el pasa a ser practicado como cosa buena, correcta, y se pierde el sentido de la justicia de Dios. En esta situación no es sentida la necesidad de la gracia, perdón, y justificación, porque no se tiene conciencia de pecado. Tampoco es vista ninguna razón para el ejercicio de la fe, la fe que actúa por amor, porque no se desea liberación del pecado. Este es el crónico problema espiritual del hombre caído en pecado que niega la validez de la ley moral.

Piense: “El amar a Dios consiste en obedecer sus mandamientos; y sus mandamientos no son una carga, porque todo el que es hijo de Dios vence al mundo. Y nuestra fe nos ha dado la victoria sobre el mundo”. – 1 Juan 5:3 y 4. – DHH.

Desafio: “Yo he hecho desaparecer tus faltas y pecados, como desaparecen las nubes. Vuélvete a mí, pues yo te he redimido”. – Isaías 44:22.

Miercoles, 8/4/2009 – › Creciendo en fe 

Declara el Señor en Proverbios 4:18: “Mas la vereda de los justos es como la luz de la aurora que va brillando más y más hasta ser el día perfecto”. – Proverbios 4:18 – ARA.

La experiencia cristiana es de desarrollo constante, en busca de semejanza con el Modelo – Jesús. El justo vislumbrará más luz y belleza en las doctrinas de las Escrituras, y desarrollará vida espiritual más vigorosa por la comprensión y práctica de estas enseñanzas. Este es, en realidad, el profundo anhelo de Dios para su pueblo. El Apóstol Pedro trasmite así esta idea: “Mas creced en la gracia y conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén”. – 2 Pedro 3:18. 

Crecimiento es una ley divina presente en su Universo. La joven pareja de padres que reciben la bendición de un hijo, quiere verlo crecer. El niño, con su encanto y vibración, quiere crecer. Y Dios, como Padre amoroso e interesado en el bien de sus hijos, quiere verlos en desarrollo. “Creced en la gracia y en el conocimiento”, incentiva Pedro. En el conocimiento y en la imitación práctica del modelo perfecto – Cristo Jesús.

La falta de conocimiento de este Modelo de conducta cristiana y de las límpidas verdades de sus enseñanzas, debilita la espiritualidad y culmina en apostasía. Las orientaciones divinas relativas a la conducta del hombre en toda su experiencia espiritual, son definidas y claras. Y el responsable en trasmitir las instrucciones de Dios es el líder entre su pueblo. “Por medio de él, y en honor a su nombre, recibimos el don apostólico para persuadir a todas las naciones que obedezcan a la fe”. – Romanos 1:5 – NVI.

Piense: “Hermanos, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, como es justo, porque su fe se acrecienta cada vez más, y en cada uno de ustedes sigue abundando el amor hacia los otros”. – 2 Tesalonicenses 1:3 – NVI.

Desafio: “Por lo tanto, si alguien piensa que está firme, tenga cuidado de no caer”. – 1 Corintios 10:12 – NVI.

Jueves, 9/4/2009 – › Fe en Alguien

Cuando Jesús vino en el tiempo pre-establecido, para dar cumplimiento a la promesa del Redentor, el sacrificio sería hecho no solamente a favor de los que fueron escogidos como pueblo espiritual, mas a favor de los gentiles también. Los Israelitas dejarían de vivir bajo la tutela de las ceremonias y la fe que actuaba a través de los símbolos, encontraría su verdadero centro, Jesús, “el Autor de la fe”, el fin de los símbolos. Los gentiles que no estaban bajo la tutela ceremonial, mas bajo el dominio esclavo del paganismo, también por la fe en Jesús serían adoptados como hijos. Así, los Israelitas que eran hijos, mas estaban bajo la tutela y los gentiles, que estaban bajo la esclavitud del paganismo, tendrían la misma oportunidad y las mismas condiciones de salvación: Por la fe en Jesús, la gracia ofrecida como dádiva. 

Es importante recordar que antes de la cruz la justificación y salvación para israelitas y gentiles también era obtenida bajo las mismas condiciones: Fe en el Redentor venidero revelado en la presentación del sacrificio substituto.

Pablo destaca el importante papel desempeñado por los ritos y símbolos, antes de la cruz, y enaltece la muerte substitutoria de Jesús, el don real de Dios para atraer y salvar al pecador. Por intermedio de los símbolos el pecador miraba con esperanza hacia el futuro. Esperanza que le trasmitía paz en el presente. Por la fe, el pecador tenía certeza del perdón de sus pecados y poder para vivir en armonía con la voluntad de Dios. La fe y la esperanza se centralizaban en el Salvador prometido a Adán y Eva junto al portón del jardín del Edén.

Hoy como ayer, el centro de la fe es el mismo, es alguien, es una Persona, “es el Autor de la fe” – JESÚS.

Piense: “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rechaza al Hijo no sabrá lo que es esa vida, sino que permanecerá bajo el castigo de Dios”. – Juan 3:36 – NVI.

Desafio: “Simón Pedro respondió: ‘Tú eres el Hijo del Dios viviente”. – Mateo 16:16 – NVI.

Viernes, 10/4/2009 – › Estudio Adicional 

Los héroes del mundo tienen su lugar de honra, y de tiempo en tiempo son recordados en razón de lo que realizaron.

Dios también tiene su galería de héroes. Hombres y mujeres que por la fe alcanzaron victorias espirituales en la lucha contra el pecado.

“Fue por la fe que Abel”. – Hebreos 11: – BJ. – Abel fue el primer mártir por vivir según la voluntad de Dios. Él comprendió que la aprobación divina correspondía a la obediencia incondicional a las determinaciones establecidas por Dios. Murió como mártir, y Dios lo proclamó como héroe.

“Fue por la fe que Enoc” – Versículo 5. – La fe se reveló en la obediencia, produciendo como resultado una relación de intimidad con Dios, y librando a Enoc de la muerte. Él condenó a la generación de sus días por su conducta agradable a Dios, honrándolo de tal modo que Dios lo llevo para sí.

“Fue por la fe que Noé” – Versículo 7. – Al sonido Del martillo, La respuesta de la Fe, proclamó para los pecadores atrevidos e impenitentes de su tiempo que Dios los destruiría si no se arrepintiesen. Enfrentó la burla, el escarnio y las afrontas de los pervertidos y malos, mas permaneció firme su fe en la Palabra de Dios.

“Fue por la fe que Abrahán” – Versículo 8. – Por la fe Abrahán obedeciendo a Dios salió sin saber para donde ir. No cuestionó el llamado de Dios como si no fuese razonable. Las promesas divinas eran más preciosas que todas las riquezas materiales.

“Fue por la fe que Moisés” – Versículo 27. – Moisés recusó el trono de los faraones y un monumento en las planicies de Egipto, para figurar en la galería de los héroes de Dios. Y la relación continúa… Raab, Gedeón, David,…

La victoria está asegurada para los que se apoyan en Cristo, Autor y Consumador de la fe. Como Autor de la fe – Cristo Jesús es el Centro del Plan de Salvación, y el invencible vencedor; y quién se somete a Él, le es hecho vencedor por Él.

Piense: “Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante. Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios”. – Hebreos 12:1 y 2 – NVH.

Desafio: “¿Quién es el vencedor del mundo, sino aquél que cree que Jesús es el Hijo de Dios …y esta es la victoria que vence al mundo, nuestra fe”. – Juan 5:5 y 4.

Comentario Adicional sobre el tópico

Fe en alguien – Después de la cruz ¿Cuál es el valor de los símbolos? Pablo declara que confirma la ley de los símbolos. – Romanos 3:28 – 31. 

¿Por qué y cómo el valor de la ley de los símbolos es confirmado por la fe?:
Primero: Su valor es confirmado, porque revela la fe en Jesús como la fuente de la gracia para salvar, es una demostración de que los ritos y símbolos no fallaran en su papel de tutor. Anunciaban, enseñaban y orientaban a través de los tipos sobre todo lo que sería encontrado en realidad viva y super-abundante en el Antitipo. Así aconteció. Juan, en su Evangelio hace esta colocación importante: ”De su plenitud todos hemos recibido gracia sobre gracia, pues la ley fue dada por medio de Moisés, mientras que la gracia y la verdad nos han llegado por medio de Jesucristo”. – Juan 1:16-17.

Los tipos, la ley de las ceremonias, para enseñar el Plan de Salvación fue trasmitida por intermedio de Moisés, mas cuando la realidad vino – Cristo Jesús – el esbozo típico aún que no perdiendo su valor como método de orientación espiritual, perdió en brillo y grandeza para Aquél a quién anunciaba. El Antitipo real superó las expectativas en gracia sobre gracia proclamando la verdad salvadora.

Segundo, La ley de los símbolos es confirmada por la fe, porque si destacamos que la ley moral acusó y evidenció el pecado y que Jesús vino a sufrir en sí mismo el castigo de la ley moral, entonces la fe en Jesús confirma que estábamos bajo sentencia de muerte eterna proclamada por la ley moral y que Jesús nos libró de esta condenación. Liberación ésta, tipificada en los símbolos de la ley ceremonial. Si no fuese este el cuadro real de nosotros pecadores, ¿cuál sería la razón de que revelemos fe en Jesús para ser liberados de qué?.

Pr. Albino Marks,  Daniel Román Roque.

Fuente:

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 674 seguidores

%d personas les gusta esto: