TIPO Y ANTITIPO

25 abr

TI P O Y A N T I T I P O

T I P O. El término tipo lo encontramos 16 veces en el Nuevo Testamento griego con diferentes significados (Juan. 20:25; Hch. 7:43, 44; 23:25; Rom. 5:14; 6:17; 1 Cor. 10:6, 11; Fil. 3:17; 1 Tes. 1:7; 2 Tes. 3:9; 1 Tim. 4:12; Tit. 2:7; Heb. 8:5; 1 Ped. 5:3). En 1 Co. 10:6 y 11 tiene el significado que queremos considerar aquí. La palabra castellana proviene del latín typus, y este del griego tupon; y el diccionario la define, en las dos primeras conceptos, como: (1) Modelo, ejemplar; (2) símbolo representativo de algo figurado”. Se llama antitipo a la realidad del Nuevo Testamento que se corresponde con el tipo del Antiguo; aunque el término griego también se traduce “figura” en la versión castellana de la Biblia (Heb. 9.24; 1 Ped. 3:21).

El término Antitipo es un término teológico, quizás no muy conocido por muchos, pero que se aplica al cumplimiento del sacrifico expiatorio de Cristo en el Nuevo Testamento teniendo como base las figuras o sombras, como es, en este caso, el sacrifico de animales físicamente aptos (sin defectos, o puros) de acuerdo a la ley Levítica (Lev.4:35) para el perdón de los pecados.

En Heb.10:1., el autor explica, dentro de la perspectiva de la Gracia, tomando en cuenta la vieja ley, que la sombra, es decir, los sacrificios de animales conforme al culto levítico para la expiación de los pecados vendría a ser el objeto principal para que los bienes del futuro o venideros pudieran darse y que se traducen en la muerte de Cristo para la restauración del hombre con Dios:

1- Reconciliación: Rom.5:10; 2 Cor..5:19, para la satisfacción de las demandas de acuerdo al carácter santo y justo de Dios con respecto al castigo del pecado

2- Propiciación: Rom.3:25, para la compra del esclavo del pecado para que sea libre

3- Redención: 1 Cor.1:13, 14,

4- Salvación. La salvación eterna como la consumación del propósito eterno para los que fueron comprados con sangre en la cruz y fueron fieles y que tendrán relación eterna con Cristo en su segunda venida “…así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.” (Heb.9:28; ver también Heb.9:15).

Independientemente de los animales escogidos para el sacrificio expiatorio (Heb.9:13.), la importancia estriba o se centra en el derramamiento de sangre para la expiación del pecado (Heb.9:19-21). La ofrenda de sangre del macho cabrío y el envío del otro macho cabrío al desierto proporcionaban perdón solo en el sentido de que tipificaban el sacrificio final de Cristo. Así, en el Antiguo Testamento: “Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión” (Heb.9:22). Bajo el sacrificio levítico, era imposible obtener la purificación de manera completa. Es sabido que la conciencia del pecado obraba aún. Por tal causa, los sacrificios por los pecados se realizaban de manera repetitiva en el Antiguo Testamento: “Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan. De otra manera cesarían de ofrecerse, pues los que tributan este culto, limpios una vez, no tendrían ya más conciencia de pecado. Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados; porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados.” (Heb.10:1-4).

Por otro lado, con Cristo, el Antitipo, la posibilidad para que los pecados sean purificados es absoluta, por medio de un sacrificio único: “He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último.” (es decir, la ofrenda levítica de animales sacrificados eran los precursores, eran una sombra: Heb.10:9). Tambien leemos:: “cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?” (Heb.9:14).

Cristo es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Juan.1:29) porque conceptualiza el cordero pascual (Ex.12:3), y se identifica con el macho cabrío del Día de la Expiación (Lev. 5:16). Es el Antitipo, además, del segundo macho cabrío, que era ungido con la sangre del macho cabrío sacrificado, el cual se le dejaba huir al desierto para que muriera, llevando los pecados de Israel, según esta tipología. Cristo como Cordero de Dios viene a dar la expiación universal de los pecados de los hombres que han creído en él (Juan.3:16).

«Así que, hermanos, teniendo plena confianza para entrar al lugar santísimo por la sangre de Jesús…» (Heb.10:10).

A N T I T I P O. Los tipos del sacrificio expiatorio de Jesucristo, son dados en el Antiguo Testamento, y anuncia la Gracia venidera para la justificación de los elegidos de Dios que han creído en Él por medio de Jesucristo en su muerte (Cap. 5 de Ro.; cap 1, 2 de Ef.; Jn.3:16). Podemos ver en el libro de Génesis, como Dios suple la necesidad de la desnudez del hombre al proveerlo de pieles de animales sacrificados. Aunque no se menciona el sacrificio de dichos animales, la deducción es lógica y racional. Este acto del Soberano Dios en Adán y Eva, prefigura la muerte vicaria y expiatoria de Jesucristo en la cruz del Gólgota (Gn. 3:21). Otro tipo, es el sacrificio levítico de animales puros, en el día de la expiación para los pecados de los sacerdotes y del pueblo judío (yom kippurim), que se llevaba a cabo anualmente. El yom kippur, es la topología representativa más importante de la obra redentora de Jesucristo (Lev.23:26-32). Pero en el libro de de Isaías se revela el “siervo sufriente”, un ser humano, el Hijo de Dios, el antitipo que librará al hombre de los efectos letales del pecado por medio de un sacrifico expiatorio cruento y único, justificándolo ante Dios para salvarlo y hacerlo idóneo para el Reino Venidero terrestre de mil años (Ap.20:6):

«Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándola a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, vera linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada » (Is. 53:10).

Juan el Bautista, llama a Cristo, “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. Conocía perfectamente bien que la expiación anual conforme el rito de sacrificios levítico era a través de animales puros, sin defecto alguno. Es por eso, que relaciona a Cristo con un tipo de esas características, un “cordero”, debido al carácter santo y puro que le hacía capaz al impecable Señor para la consumación redentora del inherente pecado en el hombre (Juan 1:29; Heb.7:26). Importante es mencionar, que el alcance de expiación para los pecados mediante el culto levítico, era limitado a Israel, pero el sacrificio salvador del Cordero Pascual, se establece para alcanzar a todo pecador en cualquier lugar del mundo, que cree y obedece al mensaje del Mesías Salvador. Mar. 16:16

“el cual quiere (Dios) que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad». (1 Tim.2:4).

“que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados” (2 Co.5:19).

La sombra vino a ser, y el Cordero fue inmolado. Y no sólo para justificar al hombre del pecado con su sangre preciosa (Ef.1:7), ni únicamente para darle vida en su resurrección al dislocar la muerte que era inquebrantable de otra forma (1 Cor. 15), sino para cumplir el propósito final de Dios, que es la herencia Eterna a los santos redimidos que han sido añadidos a su iglesia. Hech 2:47

“que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.” (1 Ped.1:5).

“Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Ped:1:11).

Bendiciones.

Fuente:http://www.onechurchad33.org/iglesiadecristo/pdf/Curiosidades/Tipo%20y%20antitipo.pdf

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 712 seguidores

%d personas les gusta esto: