Escuelas de interpretación del Apocalipsis

3 abr

Escuelas de interpretación del Apocalipsis

Gustavo López (Año: 2006 – Num.: 1)

Es indudable que el libro de Apocalipsis es uno de los que despierta mayor curiosidad entre los creyentes. Para algunos, es un libro vedado al cual les da temor acercarse, otros manifiestan interés en su estudio con el fin de pronosticar los eventos del fin de los tiempos. Sin duda, esto no es nuevo. Desde hace siglos, tanto los creyentes comunes como aquellos que tienen distintos grados de erudición han reflejado este interés de estudiar el Apocalipsis. Tal ha sido el compromiso de algunos al enfrentar su estudio, que han dado origen a lo que se conoce como las escuelas de interpretación del Apocalipsis.

No podemos negar la complejidad que acompaña la interpretación de este libro. Por lo tanto, al acercarnos a él debemos tener definida una estrategia de estudio, ya que es la única parte de la Palabra de Dios acerca de la que se han desarrollado varios sistemas básicos de interpretación, que por supuesto, tienen un fundamento y un argumento sólido, desarrollados durante mucho tiempo. Un breve análisis de estos sistemas, conocidos como escuelas de interpretación, nos ayudarán a tomar una línea para interpretar los contenidos del libro. Cuatro son las escuelas más conocidas, en base a las cuales generalmente se hacen las interpretaciones respectivas del Apocalipsis.

1) ESCUELA PRETERISTA: Este sistema de interpretación enseña que el autor describe sólo sucesos que tuvieron lugar durante el imperio romano, durante la misma época del autor, y en especial hacia el fin del primer siglo. Indudablemente que el punto de vista pretérito hay que tenerlo en cuenta en la interpretación de los mensajes a las siete iglesias, pero no podemos decir que el resto del libro se refiere a los sucesos del siglo primero. Esta escuela realmente niega el carácter profético del libro.

2) ESCUELA IDEALISTA: Este sistema de interpretación postula que el objetivo del libro no es instruir a la iglesia acerca del futuro, ni predecir sucesos futuros específicos, sino tan solo enseñar principios espirituales fundamentales. El objetivo del libro es el de enseñarnos la historia espiritual de la iglesia de Cristo, advertirnos de aquellos peligros espirituales a los que estamos sujetos, describir la gran lucha contra el mal, y consolarnos con la seguridad del triunfo final sobre los poderes de las tinieblas.

Si bien todo esto es verdad ya que el libro contiene principios espirituales además de un mensaje de consuelo en la seguridad que nos da el triunfo final de Cristo, el libro de por si contradice este punto de vista que afirma que no revela el futuro profético.

3) ESCUELA HISTORICISTA: Esta escuela presenta al Apocalipsis como un cuadro de toda la historia eclesiástica, desde la primera venida de Cristo hasta su segunda venida, y más allá. En este método se procura hacer que las secciones del Apocalipsis encajen con eventos históricos específicos. La bestia es vista como la manifestación del tirano contemporáneo al intérprete, como el papado lo fue en el tiempo de la Reforma. Esta posición es insostenible porque habrá una gran variedad de interpretaciones a través de las edades. Pero, dado que los principios son válidos para todas las generaciones, como sugeriría el idealista, cada generación debería poder identificar los personajes retratados por Apocalipsis.

4) ESCUELA FUTURISTA: No se puede negar que Apocalipsis sea un libro de profecías. Negarlo equivale a hacer caso omiso del estilo, el tema y los sucesos futuros que el libro expresa tan concretamente. La escuela futurista insiste en que las profecías de este libro, se cumplirán en el final, y hacia el final de los tiempos.

Las objeciones que se oyen tan a menudo, de que es extraño tener en nuestro Nuevo Testamento un libro que en gran parte contiene asuntos que pertenecen al final de los tiempos, no se sostienen cuando uno tiene presente la verdad fundamental respecto a las profecías de largo alcance de las Escrituras. No es ilógico, por tanto, que la Biblia se cierre con un libro de profecías, que en gran parte se cumplirán en la consumación final de los tiempos.
Otras escuelas menos trascendentes, pero que también han tenido un importante grado de influencia en la interpretación del Apocalipsis son las siguientes:

a. La escuela crítica: Esta se basa en un criterio racionalista para hacer su acercamiento al libro y como esta corriente supone, rechaza toda inspiración y canonicidad del Apocalipsis. Ve al libro como una buena novela de Juan, muy entretenida y atractiva, pero que no es ninguna revelación divina respecto del Cristo resucitado ni su supuesto triunfo final. Esto último debemos buscarlo en la interpretación de la palabra revelada en su contexto general y no es necesario acudir a un libro, que en el fondo no es revelado y que es invención humana.

b. La escuela alegórica: Se basa en buscar una interpretación en las palabras del libro, rechazando su contexto histórico y literal, estableciendo de esta manera un significado espiritual. Como el lector conocerá, la interpretación alegórica de un pasaje escritural por una parte, es bastante común entre los creyentes y por otra, es la interpretación que conduce a mayores errores en la vida cristiana, y justamente, es una escuela que produce tales interpretaciones que es casi imposible ubicarlas en algún contexto.

c. La escuela cíclica: Esta mantiene un pensamiento similar a la escuela historicista, es decir, que el libro es una clara descripción de la historia de la Iglesia, cuyos eventos se van repitiendo por ciclos, viendo en esto un conjunto de tendencias paralelas profetizadas.

El querer hacer una interpretación inédita del libro, resultará infructuoso si no se asume alguno de los criterios mencionados. Esto se ve reflejado en la multiplicidad de literatura escrita al respecto, que en definitiva es el reflejo de alguna de las escuelas, aun cuando varíen en la interpretación de determinados acontecimientos o personajes, que resulta más bien en matices personales que el autor quiere darle al libro, pero que sin duda es el reflejo de un sistema de interpretación definido.

Algunos comentarios intentan ofrecer una mezcla de algunas de las escuelas, con el objetivo de no transformar el escrito en otro punto de vista, sino más bien entregar algo concreto al lector, algo que le sea útil para su vida en el Señor y no simplemente un relato de algo que parece ajeno a su realidad de creyente en Cristo.

Entonces, a la hora de estudiar la variedad de comentarios que hoy existe sobre el Apocalipsis, procure ver bien de qué escuela o escuelas suscribe cada autor. Esto le ayudará a comprender el sentido que cada comentarista intenta exponer.

Fuente: http://www.conozca.org/articulo.cfm?art_id=1324&rev_id=A2006N1

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 724 seguidores

%d personas les gusta esto: