Bibliologia III. LA INSPIRACIÓN

27 mar

Bibliologia III. LA INSPIRACIÓN

1. TEORÍAS ERRÓNEAS SOBRE LA INSPIRACIÓN

A. Teoría Naturalista
La Biblia es un producto humano, vacío de elementos sobrenaturales y por lo tanto, dado a error. Esta teoría es desarrollada por racionalistas, infieles y ateos.
Objeción: ésta no es una teoría sobre la inspiración, sino más bien una negación de la misma.
B. Teoría de la Intuición
La inspiración es un desarrollo más elevado de esa visión interna natural de la verdad que todos los hombres poseen en alguna medida. Este punto de vista clasificaría a las Escrituras junto con otros grandes trabajos de autores tales como Shakespeare, Tennyson, etc, colocándola en la misma categoría.
Objeción: lo que declara ser inspiración en realidad no lo es pues, si así fuera, entonces lo que un hombre podría estar inspirado a decir, otro podría estar inspirado a calificarlo de falso. B Veda, el Corán y la Biblia no pueden ser todos verdad porque esto presupone una contradicción que anula la validez de la inspiración.
C. Teoría de la Iluminación o Teoría de la Gracia
Inspiración es la intensificación y elevación de las percepciones religiosas del cristiano. Entonces la Biblia es el resultado de las meditaciones de hombres piadosos.
Objeción: había inclusive autores que no entendían completamente lo que escribían (1P..1:10-12). Aparte de esto, ningún autor, por más espiritual que fuera, estaba exento de pecado, por lo tanto no habría iluminación perfecta.
D. Teoría Parcial
Sugiere que sólo ciertas partes de la Biblia fueron inspiradas. La opinión corriente es que sus verdades espirituales son dadas por Dios, pero que los detalles históricos, geográficos, cronológicos y científicos no lo son. Incluidos en este punto de vista están aquellos que enfatizan que la Biblia “contiene” la Palabra de Dios en contraste con “ser” la Palabra de Dios. También están incluidos aquellos que confieren a las palabras de Cristo una autoridad por encima del resto de las Escrituras. Objeción: si solamente partes de la Biblia son inspiradas, ¿quién puede determinar cuáles son esas partes?
E. Teoría del Concepto o del Pensamiento
Los pensamientos de la Escritura son inspirados, pero las palabras mismas no lo son. Dios les dio a varios autores el mensaje y luego dejó que ellos se expresaran de la mejor manera que pudieran: la expresión humana del concepto divinamente dado.
Objeción: las Escrituras afirman su inspiración hasta en las mismas letras. Por otro lado, no habría exégesis válida si no fuera así.
F. Teoría Mecánica o del Dictado
Los escritores de la Biblia actuaron como secretarios mecánicos copiando cada palabra tal cual Dios se las dictaba.
Objeción: aunque en ocasiones Dios sí dictaba, los hechos no comprueban esta teoría. En sus escritos se reflejan las diferencias individuales entre los escritores. El carácter austero de Moisés, la naturaleza poética de David, el amor de Juan, están claramente estampados en sus mensajes.

2. EL TESTIMONIO DE LA BIBLIA MISMA SOBRA SU INSPIRACIÓN
A. El testimonio del AT mismo:
1) En todas partes testifica ser Palabra de Dios. Más de 2000 veces encontramos esta afirmación en el AT.:
• En la Ley aparece más de 700 veces (Ex.4:10-12; 24:4). 17 de los 36 capítulos de Números comienzan con” Y Jehová le dijo a Moisés
• Los profetas: “Un profeta es, en el sentido escritural del término, un orador que habla por otro en su nombre y con su autoridad, así que no es el orador sino la persona por la cual él actúa la responsable de la veracidad de lo que se dice” (Hodge, comp. Ex.4:14-16 y 7:1). El mismo oficio de profeta es una afirmación de que Dios está hablando:
Isaías (20 veces); Jeremías (alrededor de 100 veces), 1:4,9,10; Ezequiel 1:3.
• Profetas menores: al principio de casi todos sus libros se hace esta afirmación.
Los escritos:

•  Salmos;
• 2 Samuel 23:1,2;
• Job 1:7; 38:1.

2) El testimonio de una parte del AT a otra parte:
• Salmo 1:2 a la ley (comp. SI.119);
• I Reyes 16:34 a Josué 6:26;
• Daniel 9:2 a Jeremías 25:11; 29:10;
• Zacarías 7:12 a los profetas mayores.

B. El testimonio de Cristo sobre el AT:
Para el creyente, el testimonio de Cristo sobre la validez y exactitud de las Escrituras del AT debería ser suficiente para comprobar que ésta es, en todos sus detalles, la Palabra inspirada de Dios. Es digno de destacar que Jesús comenzó su ministerio usando el AT (Mt.4:4) y lo terminó de la misma manera (Lc.24.46).

1) Uso general de las Escrituras:
• Increpando a Satanás (Mt.4:4,7,10).
• Increpando a los líderes (Mr. 12:24).
• Enseñanzas generales (Mr. 11:17).
• Enseñanzas concernientes a Sí mismo (Jn.5:39).

2) Su confianza en las Escrituras: (Lc.24:25; Jn10:35; 5:39; Mt.19:4).

3) Testimonio específico de Cristo respecto de los milagros en el AT
• Jonas (Mt. 12:40).
• Conversión de Nínive (Mt. 12:41).
• Creación del hombre (Mt. 19:3-6).
• Elias y la sequía (Le.4:25).

C. Testimonio de los escritores del NT:
1) Citas del AT en el NT.
El NT de Wescott y Hort (griego) muestra 1076 referencias del AT o alusiones al mismo:
Mateo (100 referencias de 27 libros del AT), Marcos (56), Lucas (86), Juan (21), Hechos (108), Romanos (74), 1 Corintios (29), 2 Corintios (21), Calatas (13), Efesios (22), Filipenses (6), Colosenses (4), 1 Tesalonicenses (7), 2 Tesalonicenses. (9), 1 Timoteo (2), 2 Timoteo (4), Tito (3), Santiago (18), Hebreos (98), 1 Pedro (31), 2 Pedro (5), Judas (5), Apocalipsis (384). La carta a Filemón y las de Juan no tienen ata alguna.

2) Todos los libros del AT son citados o mencionados en el NT excepto 8 que son: Esdras, Nehemías, Ester, Eclesiastés, Cantares, Abdías, Nahum y Sofonías. Pero aún así podría haber alusiones a los mismos.

3) Uso del AT por parte de los apóstoles:

• Base para el mensaje del evangelio: Hch.2:16, 25, 29-31, 34.
• Predicando la muerte y resurrección: 1Co.15:3,4; Hch.3:25; 17:3; 26:22.
• Alentando a los convertidos para estudiar: Hch. 17:11.

4) Importancia atribuida por los apóstoles al AT: Ro.3:2; 4:23,24; 15:4; 1Co.10:11; 2 Ti.3:16.
5) Afirmaciones directas respecto a la inspiración: Mr. 12:36; Le. 1:70; Hch.1:16; 4:25; 28:25; Hb.3:7.

6) Para el NT vemos el testimonio y la provisión de Cristo (Jn. 16:12-15):

• Expresamente declaró que dejaría “…muchas cosas…” sin revelar (v.12).
• Prometió que esta revelación sería completada después que el Espíritu Santo viniese, y que tal revelación adicional incluiría nuevas profecías (v.13).
• Eligió ciertas personas para que recibieran las revelaciones adicionales y para ser testigos de ellas (Mt.28:19; Jn.15:27; Hch. 1:8; 9:15-17).
• Les dio a las palabras de ellos, cuando hablaban por Él en el Espíritu, precisamente la misma autoridad que la Suya (Mt.10:14-15; Le. 10:16; Jn. 13:20).

3. PASAJES SOBRE LA INSPIRACIÓN DE LA BIBLIA
A. 2 Timoteo 3:16
Pablo explica a Timoteo las ventajas de haber aprendido desde pequeño la verdad salvadora de Dios. La aprendió de buenos maestros (v. 15), y tuvo las “Sagradas Escrituras” (v. 16). Éstas son la garantía de su salvación.

1) Lo que abarca: “toda la Escritura”. Se puede traducir también “cada Escritura”, pero en ambos casos diría lo mismo: que todas y cada parte de la Escritura es inspirada.
El término “Sagradas Escrituras” del versículo 15, abarca por lo menos todo el AT. Era un término muy usado por los judíos de su tiempo (se da con frecuencia en los escritos de Filón y Josefo) refiriéndose a la totalidad del AT. El NT usa el término “escrituras” 51 veces y siempre en referencia a alguna parte de la Biblia, tanto del AT como del NT (Lc.4:21; 24:45; Jn.10:35; 1Ti.5:18; 2P.3:16). Las dos últimas son importantísimas. En el pasaje de Timoteo, Pablo atribuye el término “Escrituras” al texto del AT en unión con un pasaje del NT (Dt.25:4; Lc.10:7), y Pedro a todos ios escritos de Pablo. De esto podemos concluir, con toda seguridad, que la inspiración divina se extiende a todos los textos canónicos, tanto del AT como del NT.
2) El origen o procedencia: “es inspirada por Dios” (gr.theopneustos) = “Dios + soplado, respirado”. Todo radica en el “soplo” o “aliento” de Dios. El mismo aliento que hizo del hombre un ser viviente inspiró a los autores de Su Palabra. Esto significa que los autores humanos escribieron el texto, pero la Biblia se originó como una acción de Dios, que la espiró.
3) Elefecto y propósito: toda la Biblia es útil. En el versículo 15 vemos que es útil para alcanzar la salvación, y en el 16 para diferentes aspectos necesarios para la edificación o santificación. Nos enseña cómo vivir.
B. 2 Pedro 1:19-21
1) La comparación: en los versículos anteriores (16-18) se presentan los mismos apóstoles como testigos presenciales de la verdad de Cristo.
En los versículos 19 al 21 se indica que “la palabra profétíca” es todavía “más segura”, porque recoge el testimonio no sólo de una generación sino de muchos siglos. Demuestra la superioridad del texto escrito sobre ia propia experiencia personal y, sobre todo, porque es “palabra profétíca”, es decir, se trata de la palabra de hombres inspirados por Dios.
2) La “profecía” o la “palabra profétíca” no debe ser necesariamente limitada a las porciones proféticas. En la división judía de las Escrituras (Ley, Profetas y Salmos) como hemos visto, no sólo entra lo que nosotros entendemos por profetas (Josué, Jueces, Samuel, Reyes, etc.).
Pero si vamos a la definición de profeta veremos algo más. El profeta en el concepto bíblico no es, primeramente, el que predice el futuro sino el que transmite el mensaje de parte de Dios. En esta definición entrarían todas las Escrituras.
3) El origen de la profecía:
a) Negativamente hablando “ninguna profecía de ¡a Escritura… fue traída por voluntad humana”. No vino por propia iniciativa del hombre.
b) Positivamente, “…sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”. Este “inspirar” en realidad debería decir “llevados”, “movidos” o “impulsados”. La ilustración es el barco a vela llevado por el viento de popa, como lo fue el barco de Pablo antes de naufragar en las costas de Malta. Los hombres seguían activos pero no podían hacer nada para cambiar el rumbo o destino del barco, O sea, los escritores de la Biblia escribieron de parte de Dios, fueron tomados por el Espíritu Santo de manera total y absoluta, y conducidos a la meta elegida por Dios.
Esto también tiene un segundo e importantísimo significado: a pesar de ser hombres pecadores y con falencias, esta palabra es completamente segura, inerrante (sin error), porque es dada por inspiración divina. Por lo tanto, Dios nos dio una Biblia completamente veraz en su texto original.
C. 1 Corintios 2:13
En este pasaje Pablo señala que la revelación de Dios llegó a nosotros en palabras. Esto contrarresta la suposición de algunos que la inspiración solamente tiene que ver con los pensamientos que Dios quería que supiéramos, y no con las palabras que expresaron estos pensamientos.
Esto nos lleva otra vez a la inerrancia de las Escrituras. Las palabras mismas son Inspiradas. A esto se le llama la inspiración verbal (Otros pasajes en donde se puede comprobar esto son: Mt.5:18; 22:31,32; Jn.8:58; 1Co.2:13; Gá.3:16; 1Ts.2:13; He. 12.27).
D. Juan 10:34,35 “La Escritura no puede ser quebrantada”. Nótese el contexto del versículo: Cristo se está defendiendo del cargo de blasfemia. En defensa acude a la cláusula del Salmo 82:6.
Aunque Cristo cita de los Salmos, lo llama “vuestra fe”. Lo hace en el sentido de que todo el AT tiene autoridad legal valedera.
El término “quebrantada” es el mismo que se usa con respecto a los 10 mandamientos (Mt.5:19) y la ley en general (Jn.7:23) que no puede ser anulada. Debe ser aceptada tal cual está.
Es interesante notar que Cristo se refiere solamente a una cláusula del AT. Concluimos que la autoridad de las Escrituras comprende hasta las mismas formas de expresión de sus cláusulas más casuales.

4. DEFINICIÓN DE INSPIRACIÓN
Después de ver lo anterior llegamos a la siguiente conclusión acerca de lo que es e incluye la inspiración de las Escrituras:

“Dios supervisó a los autores humanos de la Biblia, para que ellos compusieran y grabaran sin error Su mensaje a la humanidad en las palabras de los escritos originales” G.C.Ryrie

Cinco elementos importantes
1) El elemento divino: que Dios el Espíritu Santo supervisó el proceso garantizado de transmisión fidedigna de Su mensaje.
2) El elemento humano: que los autores humanos escribieron de acuerdo con sus propios estilos, de acuerdo al ambiente, entrenamiento, vocabulario y de acuerdo a sus personalidades. No eran robots o taquígrafos de Dios (inspiración orgánica).
3) El resultado: de esta doble autoría surgió que la verdad de Dios fue escrita sin error, siendo por lo tanto la verdad (Jn.17:17).
4) El alcance: se extiende a todas las Escrituras (inspiración plenaria) y a la selección de las palabras por los escritores (inspiración verbal).
5) El enfoque: se dirige y se aplica sólo a los manuscritos originales, no a las copias o las traducciones, por más precisas que sean.

Para pensar
De una forma prodigiosa Dios hizo posible que Su Palabra llegara a nuestras manos. Dudar de la inspiración sería dudar de la omnipotencia de Dios. Más bien, ¡alabémosle!
Si toda la Escritura es inspirada por Dios ¿qué estás haciendo para absorber más de ella?
Dado que toda la Palabra es “útil”, ¿hay partes que pasas por alto en tu estudio personal?

 

Esteban Beitze, Bibliologia, Instituto Teológico Muller

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 674 seguidores

%d personas les gusta esto: