ESTUDIO DE MALAQUIAS

1 mar

ESTUDIO DE MALAQUIAS

Cristianos Unidos

Por Adda V, 

Malaquías es el último libro del Antiguo Testamento y fue escrito aproximadamente entre el 450 y el 400 A.C.  Malaquías significa “Mi mensajero”. A lo largo de la Biblia vemos como Dios usa a mensajeros para revelarnos su plan, su justicia y su juicio también.  El contexto histórico se ubica unos cien años después de que los judíos regresaron a Jerusalén de su cautiverio en Babilonia. En los días de Malaquías, el pueblo se comienza a olvidar de sus pecados pasados, y Dios envía el mensaje de juicio contra ellos. Este es el único libro profético que en lugar de terminar con profecías de liberación, termina con declaración de juicio.  Las razones del enojo de Dios contra su pueblo pueden dividirse en:

1) REPRIMENDA CONTRA LOS SACERDOTES:

Porque los labios de los sacerdotes han de guardar la sabiduría, y de su boca buscarán la ley; porque mensajero es de Jehová de los ejércitos. 2:8 Mas vosotros os habéis apartado del camino; habéis hecho tropezar á muchos en la ley; habéis corrompido el pacto de Leví, dice Jehová de los ejércitos. 2:9 Por tanto, yo también os torné viles y bajos á todo el pueblo, según que vosotros no habéis guardado mis caminos, y en la ley tenéis acepción de personas. Malaquías 2:7-9

La misión de los sacerdotes y pastores es leer la Palabra y predicarla. Si algunos usan la ley para justificar sus deseos carnales, e imponen a los creyentes cargas de la ley que no les corresponden llevar, y además hacen acepción de personas, están desparramando, en lugar de sembrar. Jesús dijo, “el que conmigo no siembra, desparrama”   y para especificar, aclaro que la semilla es la Palabra de Dios. Cuando los pastores y sacerdotes hacen uso de otros recursos para enseñar e instruir, como las tradiciones, otros libros y otras fuentes de “sabiduría” están dispersando el rebaño. Dios no hace acepción de personas, pero algunas iglesias hacen acepción de personas diciendo que si no cumples con este u otro requisito, estas excluido de la Salvación.

2)      DIVORCIO Y MATRIMONIO EN YUGO DESIGUAL.

Mas diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu mocedad, contra la cual tú has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto. Pues qué ¿no hizo él uno solo aunque tenía la abundancia del espíritu? ¿Y por qué uno? Para que procurara una simiente de Dios. Guardaos pues en vuestros espíritus, y contra la mujer de vuestra mocedad no seáis desleales. Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece que sea repudiada; y cubra la iniquidad con su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos pues en vuestros espíritus, y no seáis desleales. Malaquías 2:14-16

Para desgracia del cristianismo, más y más vemos en las iglesias cierta tolerancia y aceptación del divorcio entre creyentes. A través de Malaquías, Dios nos recuerda que en el matrimonio, El fue testigo de ese pacto entre el hombre y la mujer, y los hizo uno, para que fueran simiente de Dios.   En otras palabras el matrimonio cristiano produce cristianos, creyentes en Dios. Pero cuando están en pecado, los cristianos son rápidos en justificar que la única causa de divorcio es el adulterio, y si quieren divorciarse, cometen adulterio y listo. Problema resuelto. Existe cierta simpatía por el divorcio el cual Dios aborrece, según Sus propias palabras. Y Jesucristo proveyó la alternativa perfecta contra el divorcio por adulterio: Jesucristo perdono a la mujer adultera, y la mando de regreso a su casa, diciéndole “Vete y no peques mas”.  Los matrimonios Cristianos que luchan juntos contra las tentaciones, oran el uno por el otro, bendicen a sus hijos, y trabajan juntos como equipo son una grande bendición para el mundo de tinieblas allá afuera. 

Los matrimonios obedientes y constantes en la obediencia a Dios, son la luz en las tinieblas, y la esperanza para los matrimonios del mundo.

Prevaricó Judá, y en Israel y en Jerusalén ha sido cometida abominación; porque Judá ha profanado la santidad de Jehová que amó, y casándose con hija de dios extraño. Malaquías 2:11

Cuando los jóvenes cristianos buscan relacionarse con gente del mundo, están desobedeciendo abiertamente a Dios. Dios llama al matrimonio en yugo desigual abominación. Pero que se puede esperar, si están viendo que el divorcio y doble matrimonio, familias divididas, hogares destrozados, niños confundidos por estas cosas, son el “pan diario” en sus iglesias, y además hay creciente tolerancia y simpatía por estos pecados entre los creyentes..  La palabra dice que Dios no puede ser burlado.  Y lo que El llama explícitamente abominación es aborrecible a Dios.

3) ALGUNAS IGLESIAS SON GUARIDAS DE DEMONIOS:

Y he de llegarme a ustedes en juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros; y contra los que juran mentira, y los que detienen el salario del jornalero, de la viuda, y del huérfano, y los que hacen agravio al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos. Malaquías 3:5

En este versículo, Dios a través de su mensajero, nos recuerda cual es el verdadero ministerio de la Iglesia: Si Jesucristo vino a libertar a los cautivos de Satanás, ¿Como es que entre el rebaño hay hechiceros y adúlteros? ¿Como es que se les retiene el salario al jornalero, la viuda y el huérfano? El verdadero ministerio de la iglesia es: Descubrir y reprender las obras del diablo, confrontándolo con la Palabra de Dios. Una vez que se ha expuesto el pecado se procede a la liberación de la persona, y luego a la restauración de la misma. Jesucristo es como fuego purificador y como jabón de lavadores.  Si en las iglesias se solapa el pecado, llamando a lo malo bueno, definitivamente no están sirviendo al Dios que vino a deshacer las obras del diablo. Invertir los diezmos en los necesitados de su rebaño primero, y luego que se han suplido las necesidades internas, se debe suplir las externas.  El buen juez, por su casa empieza. 

4) EL ROBO DE LOS DIEZMOS:

¿Robará el hombre á Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? Los diezmos y las primicias. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí, y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y vaciaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Increparé también por vosotros al devorador, y no os corromperá el fruto de la tierra; ni vuestra vid en el campo abortará, dice Jehová de los ejércitos. Y todas las gentes os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos. Malaquias 3:8-12

El verdadero objetivo de la iglesia del Señor no es enriquecerse a si misma, sino suplir las necesidades de los huérfanos, las viudas y los desamparados. Jesús dijo: “Tuve hambre, ¿y me diste de comer? Estuve preso ¿y me visitaste? Tuve frío ¿y me cubriste?” para luego abundar, “por cuanto lo hiciste a uno de estos pequeñitos, a mi lo hiciste”.

Contrario a la interpretación personal de la mayoría de la gente que conozco, este versículo de Malaquias mas que ir dirigido a las ovejas para que den, va dirigido a los pastores para que hagan con el diezmo lo que Dios exige que hagamos [Malaquias 2:1]: Darle de comer a los hambrientos, vestir a los desamparados cubriendo su desnudez, y visitar a los presos. Darle otro uso diferente a los diezmos produce rebeldía en las ovejas. Si los pastores usan los diezmos para hacer “mega-iglesias” enriqueciéndose a si mismos, engordando y esperando a que los perdidos vengan a ella, con el ejemplo esta predicando otro evangelio ajeno al de Jesucristo. Si Jesucristo hubiera querido fundar una “mega-iglesia” siendo carpintero, hubiera construido la iglesia mas suntuosa, extravagante, preciosa que hubiese existido jamás. Tenía doce apóstoles y miles de seguidores que gustosamente hubieran hecho lo que El les dijera, poner piedra sobre piedra y construir una mega iglesia.  Contrario a esto, Jesucristo declaro que el templo somos nosotros, y nos llamo piedras vivas a los creyentes y el Espíritu Santo mora en nosotros. Y envió a los discípulos sin dinero, de dos en dos, a predicar la PALABRA, EL PLAN DE SALVACION.  A todos los que recibieron las buenas nuevas, les liberto, y sano, y les dio nueva vida. Una vez libres, estos nuevos discípulos salían a hacer nuevos discípulos, y así fue como el Plan de Salvación se esparció por toda la tierra.  Cuando Dios dice traigan los diezmos al alfolí en realidad esta diciendo: Traigan todos los diezmos al almacén de la Sal.  Se almacena algo para ser capaces de proveer cuando viene la sequía, el tiempo malo. Y el uso de la sal era PRESERVAR.  Al final de cuentas, todo el libro de Malaquias puede resumirse así:

Vosotros sois la sal de la tierra: y si la sal se desvaneciere ¿con qué será salada? no vale más para nada, sino para ser echada fuera y hollada de los hombres.

Vosotros sois la luz del mundo: una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una lámpara y se pone debajo de un almud, mas sobre el candelero, y alumbra á todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras buenas, y glorifiquen á vuestro Padre que está en los cielos. Mateo 5:13-16

Si nosotros somos la sal, como dijo Jesucristo, y los graneros deben estar llenos de Sal, ¿no son las almas de los hombres los recursos más valiosos con los que cuentan las iglesias? ¿No son las almas de los hombres por las cuales los sacerdotes darán cuentas?  Una vez mas, el negocio de Jesucristo no son las mega iglesias, sino las almas de los pobres, los huérfanos, las viudas y los desamparados, todos aquellos que sufren porque no conocen al Dios salvador.  Y la gran comisión es hacer discípulos y enseñarles que guarden todos los mandamientos de Dios. Si solapamos los pecados de las ovejas porque son buenos dadores de diezmos, estamos cometiendo un grave pecado contra Dios, y estamos predicando un evangelio ajeno al de Jesucristo, y como Dios dice en Malaquias, El no puede ser burlado. No hay nada que se esconda de Dios, y el es fuego purificador, y jabón de lavadores. Que Dios nos redarguya y nos ayude a retomar el Verdadero Camino a la Vida eterna. Que nos ayude a recordar que como iglesia, debemos poner el ejemplo, vivir en Santidad y cumplir con la gran comisión de Dios, haciendo discípulos pero al mismo tiempo siendo luz para los inconversos, los débiles de fe, los que desconocen las escrituras y el poder de Dios. Que Dios nos muestre que quiere que hagamos con nuestros diezmos, y que no permita que sean desviados de su verdadero propósito y plan, que son siempre los más desamparados, los que están en desventaja, los pobres, huérfanos y viudas. 

En el amor de Jesucristo,  amen y amen.  

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 674 seguidores

%d personas les gusta esto: