Miles de cartas dirigidas a Dios llegan cada día a Jerusalén.

17 dic

Miles de cartas dirigidas a Dios llegan cada día a Jerusalén.

· España, · Israel |Amen-Amen.net

Jerusalén, Israel – Los Reyes Magos y Papá Noel no son los únicos que reciben cartas estos días. Las oficinas postales de Jerusalén recibien a diario miles de cartas de todo el mundo dirigidas a Dios.

Los remitentes piden que sus misivas sean introducidas en el Muro de las Lamentaciones, el lugar más sagrado para los judíos, para así hacer llegar a Dios sus mensajes.

Los empleados postales tratan de cumplir los deseos de los remitentes en la medida de sus posibilidades y dejan las cartas a Dios entre las desgastadas piedras del muro.

De nuevo, cada día llegan bastantes cartas dirigidas a Dios a la oficina de correos de Jerusalén y, aunque cueste creerlo, no van a parar a la basura, nada de eso. Los carteros de la ciudad las depositan a diario en el apartado de correos que han reservado para el todopoderoso.

Una vez al año los empleados del servicio postal israelí llevan las cartas al muro de las lamentaciones, introduciéndolas entre sus grietas. No hay que olvidar que este muro es el último resto del Templo de Jerusalén, en el que la Biblia situaba la residencia de Dios.

Este pequeño, pero solemne rito, tuvo lugar ayer y, según parece, este año 2008 se ha producido un fuerte incremento de la correspondencia recibida, aunque los carteros desconocen el motivo. A nosotros se nos ocurren algunas ideas.

Las cartas, eso sí, se dejan sólo seis meses en el muro. Pasado este tiempo se retiran de ahí por los mismos empleados, que no aclaran su destino final.

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 739 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: