Marchas para Jesús

16 nov

Marchas para Jesús

J. A. Holowaty

El movimiento conocido como Marcha para Jesús comenzó en 1987 en la ciudad de Londres. Dos grupos entre la iglesia: Pioneer e Icththus, Jóvenes con una Misión y el líder de adoración Graham Kendrick, llamaron a las personas a orar en la ciudad de Londres. El señor Kendrick y sus asociados, creen que Dios les pidió que oraran por las calles de la ciudad de Londres. Fue por esto que inicialmente, unos 20.000 cristianos de muchas iglesias y denominaciones diferentes a través de la nación se congregaron para orar y alabar a Jesús. Durante los tres años siguientes, las marchas se extendieron a través de Gran Bretaña. Inicialmente a 49 centros y luego a cientos de marchas menores.

Estas caminatas por las calles comenzaron primero en Europa y luego en Norte América y de allí al mundo. El 25 de julio de 1994 tuvo lugar la primera Marcha Global para Jesús, la que cubrió todos los diferentes horarios del mundo y unió a más de 12 millones de cristianos procedentes de más de 177 naciones en oración y alabanza por las calles. Algunas fueron celebraciones de gran importancia y otros fueron eventos silenciosos y más bien en secreto. Desde entonces han tenido lugar marchas a través de todo el mundo. Hasta 1997 más de 40 millones habían marchado para Jesús.

En el Día de Jesús celebrado el 10 de junio del año 2000, una oleada masiva de alabanza se extendió a través de todo el planeta. Más de siete millones de personas en miles de comunidades y en cada país, tomaron las calles para proclamar el Señorío del Señor Jesucristo en el nuevo milenio. Fue la celebración coordinada a Cristo más grande que se haya podido celebrar. Se hizo énfasis especial en los niños. Asegurando que Cristo vino al mundo como un niño indefenso, dedicaron esta primera celebración del milenio a los niños, orando para que los pequeños disfruten de un futuro mejor. A continuación permítame ofrecerle una reseña de los principales fundadores de Marcha para Jesús y las actividades que desempeñan:

Roger Forster, de Icththus Christian Fellowship, dirige un movimiento cristiano carismático integrado por diferentes denominaciones, comprometido en iniciar nuevas iglesias en la ciudad de Londres. Bajo el liderazgo de Roger Forster, Icththus combina la vida radical de la iglesia con un entrenamiento completo y programa misionero.

Gerald Coates y su grupo Pioneer Trust promueven un compromiso carismático entre el evangelismo cristiano. Pioneer está a cargo del compañerismo a través de Gran Bretaña, de fundar nuevas iglesias y de un programa de entrenamiento.

Lynn Green de Jóvenes con una misión, es un movimiento misionero internacional que une a personas de todas las edades para presentarle a Jesucristo a esta generación. Su trabajo abarca tres categorías principales: evangelismo, entrenamiento y ministerios de ayuda. En la actualidad cuenta con 406 diferentes localizaciones para sus ministerios en 108 naciones del mundo.

Graham Kendrick es miembro de Icththus Christian Fellowship y cofundador de la Marcha para Jesús. Hijo de un pastor bautista nació en Northamptonshire en 1950. Recibió educación como maestro, pero en 1972 se dedicó a cantar y escribir música. Sus cánticos e himnos los entonan millones de personas en numerosos idiomas alrededor del mundo. Es casado, tiene cuatro hijas y vive en el sur de Londres. En 1995 Graham recibió un premio por su labor internacional y su nombre fue añadido a la lista de “Quién es quién”. En el año 2000 recibió un doctorado honorario en teología de la Universidad Brunel en reconocimiento por su contribución a la vida de adoración entre la iglesia. Steve Clifford, es director de Marcha para Jesús.

Su Proclamación

Este es el texto bíblico con que se identifica este grupo: “¿No está escrito: Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones?” (Mr. 11:17). Y esta es su proclamación: “Este ministerio desde sus comienzos ha sido un ministerio para todas las naciones, donde juntos reunidos en un solo espíritu adoramos y glorificamos a nuestro Rey y Salvador nuestro Señor Jesucristo. Las puertas de este ministerio, nunca se cerrarán sino que permanecerán abiertas de par en par hasta que venga el Señor. Amén”.

Hasta ahora todo lo escuchado, suena bonito y hasta bíblico, pero antes de aceptar a cualquier nuevo grupo, así aseguren que son cristianos, debemos someterlo al escrutinio de la Biblia, para ver si resiste la prueba. La Marcha Anual por Jesús, como dijera en principio se originó entre un grupo carismático conocido comoChristian Icththus Fellowship. Ichtus es una palabra griega que significa “pez”. Los primeros cristianos usaron el símbolo del pez para identificarse unos a otros. Ichtus en cooperación con el grupo Jóvenes con una Misión, llevan literalmente a millones alrededor del mundo, a las calles, para “celebrar a Jesús”. Según informes, el 25 de junio de 1994, “más de 20.000 presos participaron en los eventos de la Marcha para Jesús, en prisiones a todo lo ancho de la nación… En Sao Paulo, Brasil, 850.000 danzaron y cantaron en las calles en medio de un desbordante aguacero… Un estimado de un millón de personas participaron en una reunión de oración en Seúl, Corea… Por primera vez a los cristianos se les dio permiso para participar en marchas públicas en Mongolia y en Phnom Penh, Camboya…”

Lo mismo ocurrió en todas partes del mundo. ¡Y todo esto parece muy bueno! Pero la literatura de Marcha por Jesús anima a todos, incluyendo católicos, hindúes, budistas y musulmanes a unirse en una celebración a Jesús. Y yo me pregunto: ¿Cómo pueden todos esos que profesan religiones y filosofías que se oponen a Cristo expresar aprecio por Él? ¿Acaso no produce esto, seudo seguidores de Cristo, quienes están tan lejos de la verdad como esos supuestos convertidos mencionados en los capítulos 2, 6 y 8 de Juan, quienes estaban opuestos al Evangelio? El líder indio Ghandi admiraba a Jesús, pero permaneció como hindú. La admiración que sentía por su propio “Cristo” falso le impidió conocer al Jesús verdadero.

Jay Gary ha sido el coordinador regional en el oeste medio de las Marchas para Jesús. Fue el fundador del Servicio Global para el año 2000, de la Celebración 2000 y de la organización Año 2000, con la que está afiliada Marchas para Jesús. Jay Gary alardea que “las Marchas para Jesús se convertirán en la fiesta callejera más grande del mundo”. Pero… ¿acaso Cristo vino para que las personas pudieran celebrar fiestas callejeras? Las marchas permiten que los políticos sepan, cuántos son los votantes potenciales que tienen que apaciguar. Pat Robertson ha dicho varias veces que “la reunión política Washington para Jesús celebrada en abril de 1980, la cual copresidió con Bill Bright, fue un punto de viraje en la política Norte Americana”. A pesar de todo, Estados Unidos ha continuado cuesta abajo, política y moralmente.

Lo que la mayoría de cristianos ignora, es que este grupo le está ofreciendo al mundo un Jesús genérico que pertenece a las personas en todas partes, no importa cuál sea su raza o credo. Como dice Jay Gary en uno de sus libros refiriéndose a la persona de Jesús, “Él es la esperanza de revolucionarios y evolucionarios, fascina a los intelectuales y a los no intelectuales…” En su libro le llama a Jesús, “la Estrella del 2000… el más grande genio religioso que haya vivido jamás… La personalidad más sobresaliente de todos los tiempos… Uno de los maestros más grandes que la humanidad haya tenido jamás… La persona más influyente que haya vivido… La más grandiosa celebridad… La figura más intrigante de la historia (y mucho más)”. Tales alabanzas humanistas apelan a la naturaleza caída del hombre y a su inclinación natural a adorar héroes. Entre más se acerca a la humanidad a este Cristo falso, más lejos estará de Jesucristo, su Evangelio y Misión.

El hecho de que líderes evangélicos apoyen con tanto entusiasmo el libro del señor Gary, habla mejor que nada acerca de la condición de la iglesia hoy. El cristiano fundamentalista M. H. Reynolds, le llamó a este movimiento evangelizador de las Marchas para Jesús “… la presión más grande y engañosa hacia la mayor apostasía ecuménica que el mundo jamás haya visto”.

En un espíritu similar de ecumenismo, Shirley Dobson, esposa del sicólogo cristiano James Dobson, ha dicho que el día Nacional de Oración, el cual preside, “pertenece a todos los credos y todos los pueblos. Y añade: Estamos animando a todas las personas en sus esferas de influencia para que se reúnan, oren e intercedan por nuestra nación”.

Pero… ¿acaso el Papa no tuvo la misma idea en Asís? ¿Es que son eficaces las oraciones de todos, incluso animistas, médicos brujos, hindúes y budistas? ¿Cómo pueden los evangélicos animar a los paganos, ocultistas y miembros de las religiones falsas, a que se les unan en oración para implorar “las bendiciones de Dios?” ¿No es acaso como si Elías le hubiera pedido a los profetas de Baal que se le unieran en oración por las bendiciones de Dios sobre Israel? ¿O como si Pablo le hubiera dicho a los sacerdotes del templo de Diana en Efeso y a los estoicos en el Areópago que se unieran a la iglesia en oración para que Dios bendijera el imperio romano?

En 1997, estuve observando cuidadosamente la celebración del día Nacional de Oración presentado por la cadena de televisión TBN. No había duda respecto a la sinceridad y seriedad de esos que participaron. Las oraciones y discursos de esos involucrados, el grupo conocido como “Promise Keepers” (Guardadores de la Promesa) y la Marcha para Jesús, evidenciaron una pasión genuina por unidad nacional y bendiciones sobre Estados Unidos. Pero también era claro que algo estaba trágicamente mal, porque lo único que predominaba era la unidad.

Una y otra vez los participantes expresaron su anhelo por un despertar moral y espiritual en América, que uniera a familias y comunidades. Sin embargo, el despertar espiritual y el anhelo por unidad está centrado en una “fe” genérica y un ecumenismo que no le encuentra faltas a las doctrinas falsas ni a las prácticas ocultistas. No se hizo distinción alguna entre la verdad de Dios y la mentira de Satanás. Ni tampoco se expresó preocupación alguna por las creencias falsas que engañan y condenan a la humanidad, sólo el deseo por unidad sin verdad. Cuán extraño es, que esos que emprenden cruzadas tan vigorosas en contra del aborto y otros males en el mundo, raras veces expresen preocupación por las herejías y el ocultismo en la iglesia.

El cristianismo se está redefiniendo en forma sutil para hacerlo más atractivo al mundo. Millones de”cristianos” de todas las denominaciones, desde evangélicos, católicos, mormones y moonitas, se han unido en las Marchas para Jesús en un anhelo por cristianizar al mundo. De alguna forma, esta “misión” ha atrapado la imaginación y lealtad de multitudes de evangélicos y se ha confundido en sus corazones y mentes con la Gran Comisión de la Biblia. Esta nueva esperanza es, que es posible salvar a la humanidad con un evangelio ecuménico comprometido, que ha sido diluido lo suficiente para no ofender a nadie.

Los católicos romanos se han convertido en compañeros de los evangélicos en la evangelización del mundo, cuando de hecho deberían ser el blanco principal de evangelización de los protestantes, tal como millones que fueron católicos pueden testificar. Y esos, tal como los señores Graham, Bright y Colson, reconocidos líderes evangélicos en Estados Unidos, quienes fueron los primeros en unirse a los católicos como”hermanos y hermanas en Cristo”, al hacer esto comprometieron el Evangelio.

Hay casi una aceptación total de parte de los evangélicos, con respecto a este creciente movimiento ecuménico para evangelizar al mundo. Uno de sus líderes Michael Green, ha hablado en prestigiosas reuniones, tal como la Conferencia Internacional a la que asistió Billy Graham en 1983 en Amsterdam. Allí le dijo a evangélicos de todas partes del mundo que estaban en busca de consejo… “No hable acerca del nuevo nacimiento, hable de liberación… Identífiquese y sea amigable con la sociedad secular. Conviértase en uno con ellos…” En su libro El futuro del cristianismo” Green sugiere que los cristianos “pueden recibir enseñanza acerca de cómo profesar… devoción a Dios, de parte de los musulmanes o hindúes; de cómo separarse de la pasión, por los budistas; del carácter sagrado de la naturaleza, por los animistas y de bondad por los ateos…” La Biblia enseña en contraste: “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios… No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo” (Jn. 3:3,7). Esa verdad, ahora se ha cambiado, por un evangelio humanista de auto justificación.

Un Compañerismo Increíble

Esta corriente ecuménica ha alcanzado proporciones irresistibles. A la reunión de oración que celebrara el Papa en Asís en 1986, en donde acogió a adoradores de serpientes, adoradores del fuego, espiritistas, animistas, budistas, hindúes, musulmanes y chamanes, recibió el apoyo y la representación del Concilio Mundial de Iglesias e incluso de líderes evangélicos. Allí se encontraban representadas la YWCA (Asociación de Jóvenes Cristianas), la YMCA (Asociación de Jóvenes Cristianos), la Conferencia Mundial Menonita, la Alianza Mundial Bautista, la cual incluía a la Convención Bautista del Sur, la Alianza Mundial de las Iglesias Reformadas y la Federación Mundial Luterana. Incluso hasta la Prensa Asociada se mostró asombrada por esta mezcla. Este fue parte de su comentario: “Salmodias, campanas de templos y encantamientos paganos, resonaban alrededor de las capillas católico romanas en Asís ayer, cuando el Papa Juan Pablo Segundo y sus 200 invitados de las 12 principales religiones del mundo oraban por la paz mundial…

“El curandero de los indios Crow, jefe John Pretty-on-Top, ofreció expulsar los malos espíritus. Muchos respondieron a su llamado, entre ellos un monje franciscano… En una capilla a lo largo del camino, el dirigente de la iglesia de Zoroastro en Bombay, oró ante el fuego que simboliza a su dios… El decimocuarto Dalai Lama, el dios y rey exilado de Tibet, encabezaba el fuerte contingente budista, murmurando sutras en medio del repicar de campanas de la Basílica de San Pedro… Los animistas africanos con sus togas que eran la envidia de cualquier diseñador, invocaban los espíritus de los árboles y plantas para que vinieran en ayuda de la paz…”

El Parlamento de las Religiones del Mundo en 1993 fue patrocinado, no sólo por el Congreso Americano Budista y la Asamblea Espiritual de los Baha’is, sino también por la Arquidiócesis Católico Romana de Chicago, la Unión Católico Teológica, la Escuela Luterana de Teología de Chicago, la Iglesia Evangélica en América, el Sínodo de Chicago, la Iglesia Metodista Unida, la Conferencia del Norte de Illinois, la Iglesia Presbiteriana de Estados Unidos y los Asuntos Ecuménicos de la Iglesia Unida de Cristo, en Chicago. Los representantes oficiales del Vaticano ante el Parlamento, fueron: “El excelentísimo reverendo Francesco Gioia, del Concilio Pontificio para el Diálogo Inter-religioso”.

Jay Gary ha estado involucrado como líder haciendo planes con el movimiento Lausanne de Billy Graham y Cruzada Universitaria para Cristo. Él alaba al Concilio Mundial de Iglesias por “traer unidad en tiempos modernos”. Gary alaba al Papa Juan Pablo II, a la Nueva Evangelización para el nuevo milenio del Vaticano, al igual que a Fray Tom Forrest, quien la dirige, sugiriendo que el “evangelio católico romano es el verdadero”. Fray Tom Forrest, es uno de los que recomienda el libro de Gary.

¡Trate de imaginar por un segundo a Pedro asistiendo a un ritual en un templo budista y alabando la sabiduría budista! O al Apóstol Pablo diciéndole a su audiencia hindú, tal como hiciera Juan Pablo II durante su visita a India, que no había ido allí para enseñarles nada, sino “para aprender de su rica herencia espiritual”, que el mundo necesitaba prestarle atención a la “visión espiritual del hombre” que tenía el pueblo de India. Los primeros cristianos nunca habrían sido martirizados si hubieran adoptado una posición semejante a las prácticas paganas de los romanos.

Hablando de los sintoístas y budistas en Tokio en 1981, el Papa Juan Pablo II alabó la sabiduría de estas religiones antiguas que lo inspiraban a “ver una presencia divina en cada ser humano… (Agregando) Como Vicario de Cristo expreso mi gozo porque Dios ha distribuido estos dones religiosos en medio de ustedes”. ¡Qué declaración más increíble en vista de los errores y ocultismo que practican los sintoístas y budistas! En Togo en 1985, el Papa se regocijó “porque había orado por primera vez con los animistas”. ¡Qué mejor forma de confirmarlos para que continúen en las tinieblas! Uno se maravilla cómo contestaría el Papa a esta pregunta de Pablo: “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo” (2 Co. 6:14-16).

Juan Pablo II declaró que “el Segundo Concilio Vaticano… reconoció que en las diversas tradiciones religiosas hay algo verdadero y bueno, las semillas de la Palabra. Animó a los discípulos de Cristo a descubrir ‘las riquezas que un Dios generoso ha distribuido entre las naciones’ “. ¡Trate de imaginar a Moisés sugerir que Israel “descubrió las riquezas” que se encontraban en las religiones de los adoradores de ídolos, de los alrededores! Un crítico católico de su iglesia, asombrado por el ecumenismo escribe:”Originalmente, el ecumenismo estaba preocupado con la unidad entre los cristianos. Pero es ahora, cuando más… está buscando la unión de todas las religiones, cristianos o no cristianos. El 19 de mayo de 1964, Pablo VI oficialmente inició una secretaría para los no cristianos… la cual desempeñó un papel importante durante las últimas dos sesiones del Concilio Vaticano Segundo… Algunos meses más tarde, monseñor Wojtyla, quien se convirtió en el Papa Juan Pablo II, declaró: ‘La nostalgia por la unidad de los cristianos hace causa común con la unidad para la entera raza humana… Esto le ha dado auge a la actitud de la iglesia hacia las otras religiones, la cual está basada en el reconocimiento de sus valores espirituales… extendiéndose a religiones tales como el islam, budismo e hinduismo”.

Una vez más debo recordar, que ni la Biblia ni siquiera por una vez reconoce “valores espirituales” en las religiones falsas. En lugar de eso, denuncia tales religiones como instrumentos de Satanás. Debería exponerse el ocultismo y las tinieblas demoníacas que ciegan y atan a los seguidores de las religiones que tanto alaba el Papa, en lugar de encomiar su error y así animarlos hacia la condenación. El deseo por la unión ecuménica trae destrucción forjada por el compromiso. Trágicamente, los líderes evangélicos están por su parte alabando al Papa e instando a la iglesia para un compañerismo con Roma y la Marcha para Jesús es parte de todo este movimiento.

Los evangélicos se han unido en sociedad con el evangelio falsificado de los católicos romanos para evangelizar unidos el mundo. Al hacer esto, también se han unido con todos los compañeros paganos y ocultistas de Roma. Los Papas Juan XXIII y Pablo VI estaban entre los fundadores originales del Templo del Entendimiento, el cual une a todas las religiones del mundo en un vasto vínculo conocido como las Naciones Unidas de las Religiones. Continuando con ese espíritu, el Papa Pablo VI le dijo al líder hindú Sri Chinmoy: “su mensaje y el mío son iguales”. Y ahora, los líderes evangélicos están diciéndole al Papa: “su mensaje y el nuestro son iguales”. James Dobson, quien recibió un doctorado honorario de la Universidad Franciscana Steubenville, y quien trabaja con mormones y católicos, le llamó al Papa: “El líder religioso más eminente que menciona el nombre de Jesucristo”.

La verdad escueta es que los católicos romanos necesitan ser evangelizados, desde el Papa para abajo. En lugar de eso los evangélicos firmaron un acuerdo de “no proselitismo” y aceptaron a los católicos como cristianos y ahora están uniendo sus fuerzas con ellos, para evangelizar al mundo en el nuevo milenio. Confiamos que después de haber leído este artículo, quede claro para usted, cuán inmenso es este engaño.

Jay Gary escribe: “Para el primero de enero del año 2000, celebraremos el comienzo del tercer milenio de la era cristiana. ¡Verdaderamente, reyes y profetas anhelaron ver nuestros días!”. ¡Qué declaración más increíble! De hecho, reyes y profetas y cristianos verdaderos a lo largo de los siglos han anhelado que Cristo se los lleve al cielo tal como prometió, no ver que el mundo continúe por un tercer milenio desde Cristo. Es claro por muchas Escrituras en el Nuevo Testamento, que los primeros cristianos estaban atentos esperando a que Cristo los arrebatara al cielo en cualquier momento.

Los guardadores de la promesa, marcha para Jesús, el ecumenismo y el catolicismo

Los Guardadores de la Promesa con sus siete promesas tal vez son el movimiento religioso de más rápido crecimiento en la historia. De hecho, los primeros guardadores de la promesa celebraron su primera reunión al pie del monte Sinaí cuando Dios entregó los diez mandamientos e Israel prometió obedecerle. Estos primeros “guardadores” fallaron completamente en cumplir su compromiso. No hay nada malo con los diez mandamientos; simplemente la humanidad es incapaz de guardarlos. Por eso los guardadores concluyeron que necesitábamos siete obligaciones más. Pero… ¿quién inventó estas siete obligaciones? ¿Y con qué autoridad?

James Dobson, quien ayudó a que se iniciaran los guardadores de la promesa con una donación de $10.000 (Dlls), aseguró que el crecimiento cristiano “comienza haciendo algunas promesas… que debemos mantener”. Pero, entonces, ¿quiere decir esto que los cristianos no crecían espiritualmente hasta que aparecieron los guardadores de la promesa? La Biblia no dice tal cosa, ni tampoco encontramos en la Biblia esas siete promesas. Si la Biblia es suficiente, ¿para qué necesitamos entonces esas nuevas regulaciones hechas por el hombre sobre las cuales ni Cristo ni Pablo sabían nada? Los guardadores de la promesa ponen un paquete de ecumenismo católico romano con sus conexiones ocultistas, reconstruccionismo, el reino ahora y guerra espiritual con su apertura al ocultismo.

La sexta promesa de los guardadores habla de “ignorar las barreras denominacionales”, incluyendo esas entre católicos y evangélicos, es por eso que son tan afines con los de la Marcha para Jesús. En la unidad que buscan, no hay cabida para la corrección de doctrina o de práctica. A un homosexual no puede decírsele que lo que está haciendo es pecado, simplemente hay que “aceptarlo” tal como es. En el manual de los Guardadores de la Promesa, titulado Brothers! Calling Men into Vital Relationships (¡Hermanos! Llamando a los hombres hacia relaciones vitales), Geoff Forscuh y Dan Schaffer escriben: “El primer trabajo de los grupos pequeños de hombres es aprender la aceptación completa: sin juzgar, nada de estar diciendo ‘Te lo dije’ o ‘Deberías haberlo sabido mejor’. ¡No agendas ocultas! Yo no voy a cambiarlo y usted no va a cambiarme”. Pese a todo lo que dicen, ¡ellos esperan cambiar el mundo!

La quinta promesa es un llamado a los hombres para que apoyen a sus iglesias. Ese compromiso fue renovado públicamente por el millón de varones que se congregaron en Washington D.C. el 4 de octubre de 1997. Hay serios errores en muchas iglesias protestantes, algunos son apóstatas e involucran prácticas ocultistas. La iglesia católico romana es apóstata y ocultista, ya que practica la comunicación con los muertos mediante el culto a las ánimas del purgatorio y el ocultismo y fetichismo, con la adoración de ídolos y sus rituales mágicos. Sin embargo, los guardadores, llamaron a los hombres a que apoyaran a sus iglesias, fuese cual fuese, sin importar cuán hereje u ocultista pueda ser. El llamado a los católicos de que fuesen y apoyaran su iglesia, enfatiza el apoyo a la iglesia católica y a todo lo que ella enseña y fomenta. Al Dager escribe: “Puedo ver al ‘Jesús’ de los Guardadores de la Promesa. Allí está él, parado al lado de la montaña, exhortando a quienes le escuchan: ‘¡Deseo que retornen a sus hogares, a sus sinagogas, sus templos paganos y no olviden el Pretorio de Pilato! ¡Deseo que adopten papeles de líderes en todas esas arenas y proclamen a quienes les escuchan que ustedes son hombres de integridad que han aprendido a ser sensibles y a estar en contacto con sus sentimientos! Pero tengan cuidado en no juzgar a otros respecto a lo que creen”.

Los guardadores se han abstenido muy bien de decir la verdad sobre su relación con la iglesia católica. Sin embargo, es imposible seguirlo ocultando después de lo que apareció en el artículo principal publicado el 20 de julio de 1997, en Our Sunday Visitor, uno de los principales periódicos de la iglesia católica. Permítame citar unas porciones: “Los Guardadores de la Promesa… han dado pasos para atraer muchos más hombres católicos a sus eventos… En su reunión de marzo, la junta directiva de los guardadores, le dio la bienvenida a Mike Timmis como un nuevo miembro… un líder de hace mucho tiempo en la renovación católico carismática’.

“En varias reuniones este año, los guardadores han destacado al evangelista católico Jim Berlucchi como conferencista… Y a comienzos de este año, ratificaron su declaración de fe, revisando las líneas que los católicos habían encontrado ofensivas…”

Cuando se criticó el involucramiento de los guardadores con los católicos, su vocero explicó que se invita a los católicos que asistan a fin de ganarlos para Cristo. La verdad es, que desde el propio principio, los católicos han sido aceptados por los guardadores como si fueran cristianos. Se aceptó el catolicismo romano como el evangelio verdadero y la iglesia católica ha recibido apoyo completo. “El fundador de los guardadores Bill McCartney le dijo al periódico Our Sunday Visitor recientemente, que la intención desde el comienzo, fue la participación completa de la iglesia católica”.

“La participación completa de la iglesia católica” significa que no hay distinción entre ellos y los evangélicos. Pero la diferencia en doctrinas niega la unidad que se pretende que existe. En el Concilio de Trento, la más alta autoridad del catolicismo, se pronunciaron más de 100 anatemas contra esos que rechazan el evangelio falso de Roma, todas ellas ratificadas por el Vaticano II. Hay hombres en las reuniones de los guardadores, aclamando a Jesús y proclamando que están unidos, cuando de hecho, la mayoría son anatemas con respecto a los otros y no están unidos ni en el evangelio ni en la generalidad de las doctrinas cristianas fundamentales. Entre la audiencia hay católicos que llevan puestos fetiches, como medallas y escapularios. ¡Sin embargo, los guardadores los aprueban por completo y dicen que vayan y apoyen a la propia iglesia que ha declarado anatema a esos que han abrazado en las reuniones y con quienes han profesado unidad! Ignorar estos hechos socava la propia integridad que los guardadores desean infundirle a los hombres.

Si debemos enfrentar el reto de esta hora, debemos retornar en arrepentimiento y temor reverente al Dios de la Biblia, quien no existe para bendecir nuestros planes, sino que exige que nos conformemos a Su voluntad. Debemos declarar por palabra y ejemplo que el prepararnos para el cielo, no es la “confesión positiva” de los fariseos, sino el clamor del publicano: “Dios, sé propicio a mí, pecador” (Lc. 18:13). No es por los milagros, las profecías, los exorcismos, ni mucho menos por las grandes celebraciones públicas de alabanza a Jesús que tendremos entrada en el reino de Dios, sino por la seguridad “… que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores…” (1 Ti. 1:15).

“De ceniza se alimenta; su corazón engañado le desvía, para que no libre su alma, ni diga: ¿No es pura mentira lo que tengo en mi mano derecha? (Is. 44:20).

• Hoy muchos “cristianos” se alimentan de ceniza. La ceniza de las manifestaciones, caídas al suelo en público, carcajadas sagradas, supuestas lenguas extrañas, supuestas revelaciones, sueños, supuestas profecías, “alabanzas…” y todo tipo de entretenimiento pagano que ahora recibe el respaldo de líderes autoproclamados que surgen como hongos por todas partes…

• Las… “Marchas para Jesús” no son otra cosa que un sutil reclutamiento de nuevos miembros para el ecumenismo y el fortalecimiento de la Iglesia del Anticristo.

Debemos reconocer que el “mesías” de esta falsa iglesia está por aparecer y él necesita que su iglesia esté lista para cuando aparezca.

• Cuando Ud., si es hijo de Dios, se compromete con… “La Marcha para Jesús”, recuerde que Ud. participa con religiones abiertamente satanistas.

En estas marchas son BIENVENIDOS los animistas, médicos brujos, hindúes y budistas, católicos romanos, mormones, rosacruces y ruselistas. También son bienvenidos los adoradores de serpientes, adoradores del fuego, espiritistas, musulmanes y chamanes…

¿Y para qué todo esto? ¡Porque todos ellos tienen algo de verdad y pueden contribuir con sus prácticas, meditaciones y cultos, para que podamos tener una gran familia religiosa, sin que nadie trate de ganar a nadie…!

• Si Ud. participa en estas… “MARCHAS PARA JESÚS”, aquellos que están en la directiva no le permitirán hablar del arrepentimiento, del nuevo nacimiento, del juicio venidero, de Jesús como único Salvador, del infierno y del Gran Trono Blanco…

No pueden hablar de esto, porque se ofenderán, el católico, el mormón, el budista, el hindú y muchos otros que están dispuestos a marchar, siempre y cuando esa marcha sea para un Jesús muy genérico, que cada uno a su JESÚS-BUDA, JESÚS SERPIENTE, JESÚS MARÍA, JESÚS MORONI y así por el estilo.

• Es probable que Ud. piense y diga que no debemos hablar en contra de hombres tan destacados como el Sr. Graham, Bill Bright, Mr. Colsom; o instituciones como la ALIANZA MUNDIAL BAUTISTA, la CONFERENCIA MUNDIAL BAUTISTA, o la ASOCIACIÓN DE JÓVENES CRISTIANOS, no se preocupe, que no podremos impresionar a Dios con grandes figuras como líderes ni sus grandes organizaciones.

Todo esto puede impresionar a los incautos, pero si conocemos las Escrituras debemos denunciar tanta corrupción, tanta apostasía, tanto fraude teológico, tanto compromiso con las tinieblas, la rebelión contra Dios y tanto desprecio a la sana doctrina bíblica, la obediencia al Señor Jesús y el cumplimiento de la Gran Comisión.

Jesús no nos manda hacer causa común con todos y organizar marchas para él, sino que nos manda internarnos en medio de tanto laberinto y mostrarles el camino de salvación que es Él mismo y nadie más.

¿Quiere usted marchar para Jesús?

Si Ud. realmente quisiera marchar para Jesús, con mucho gusto le diré cómo y con quién hacerlo.

• Marche para Jesús llevando el Evangelio a los perdidos, así trátese de católicos, mormones, protestantes, gentiles, judíos, ricos, pobres, casados, solteros, niños, jóvenes y adultos… Alguien tiene que “marchar” hacia ellos con el Evangelio de Cristo… Cuando Jesús dijo “Id por todo el mundo, haced discípulos, bautizadlos y enseñadles”, no les dijo que lo hicieran con quienes no le conocían aún…

De éstos Dios dice:

“¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación…” (Is. 52:7a).

Yo estoy con aquellos que siguen este patrón de… “Marcha para Jesús”, porque esta es la única razón de estar en el Ministerio sagrado. Dios no necesita que impresionemos al mundo con multitudes, Él manda que, como individuos, llevemos las buenas nuevas a los corazones quebrantados, a tantos hombres y mujeres que están en una completa bancarrota religiosa, ellos no necesitan más religión, ellos necesitan regeneración, ¡la necesitan con urgencia!

• Marche para Jesús, orando por aquellos que nos gobiernan, porque esto es lo que la Biblia dice que es nuestra parte. Los religiosos (no regenerados) se ocupan de fustigar a este y al otro, mirando la paja en el ojo ajeno, pero sin ver la viga en el suyo propio. Jesús y los apóstoles vivieron en tiempos cuando el gobierno era una dictadura que otorgaba muy poco movimiento para sus gobernados.

Pero ni el Señor ni los apóstoles jamás se dedicaron a postularse para gobernar ni para acusar a este y al otro. Pablo escribe, diciendo…

“Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos lo hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Ti. 2:1-4).

Pablo no dice que los cristianos se tomen de la mano y oren, junto con los filósofos epicúreos, los estoicos, con los fariseos, saduceos y demás religiosos y filósofos de sus días para impresionar al César. Pablo escribe a un joven pastor llamado Timoteo para que él sepa qué y cómo enseñar a su congregación…

Pablo no le dice a Timoteo que enseñe a los cristianos a “olvidar las diferencias y no pretender que sólo ellos (los cristianos) tienen toda la verdad… Siempre los cristianos sabían que Cristo Jesús es la verdad y que fuera de Él no hay verdad.

Los verdaderos cristianos son la única esperanza para un verdadero cambio, porque los cristianos de Cristo (no de la religión), no buscan un gran número para lanzarse a las calles. Lo que hacen los cristianos es que entran en su aposento, y allí, cerradas las puertas, oran individualmente por aquellos que los gobiernan… “para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad”.

Saúl y la honra que buscaba…

En 1 S. 15 se registra un triste caso cuando Saúl, habiendo desobedecido a Dios, suplica al venerable y respetado profeta Samuel, para que le acompañe públicamente a adorar a Dios. Samuel se resistía, porque sabía que ya era inútil semejante proceder.

“Y él dijo (esto es, Saúl a Samuel): Yo he pecado; pero te ruego que me honres delante de los ancianos de mi pueblo y delante de Israel, y vuelvas conmigo para que adore a Jehová tu Dios. Y volvió Samuel tras Saúl, y adoró Saúl a Jehová” (1 S. 15:30,31).

Saúl había sido desobediente a Dios y Dios lo abandonó…

Saúl sabía que Samuel era muy respetado ante el pueblo…

Saúl quería dejar una impresión ante el pueblo, que su vida espiritual estaba en orden, porque… ¡adoraba a Dios lado a lado con Samuel!

Hoy en día hay muchos llamados “siervos de Dios”, que nada hicieron por la obra y se ven totalmente desplazados. Son los que necesitan algún respaldo, pero no lo buscan en Dios, sino en los líderes religiosos que tienen prestigio ante el pueblo porque nunca hablan de la regeneración, no hablan del arrepentimiento, no hablan de la verdadera santidad, no hablan en contra de las prácticas religiosas supersticiosas. No condenan las tradiciones de los hombres con las que han reemplazado las Sagradas Escrituras….

Lo que importa, es dar UNA IMAGEN DE UNIDAD. Esto exactamente quería Saúl, dar una imagen de su supuesta salud espiritual, porque…. ¡fíjense con quién me codeo, con el gigante Samuel, el hombre de Dios…!

No se si los israelitas aceptaron esta apariencia o si supieron distinguir entre Samuel y Saúl.

El cuadro ahora es aún peor, porque no son los idólatras religiosos quienes acuden a los cristianos, sino que éstos buscan a los idólatras, porque allí está el pueblo, allí está la gran mayoría…

¿Por qué NO a la marcha para Jesús?

• No, porque ésta incluye a paganos, falsos cristianos, apóstatas y aún a los enemigos declarados de Cristo y el Evangelio.

• No, porque en estos encuentros NO se permite hacer proselitismo, no se permite ganar almas.

• No, porque con ello damos una falsa imagen ante quienes de otra manera se convertirían. Debido a esto las cosas no se aclaran, sino que aumenta la confusión para los ya muy confundidos.

Pablo el apóstol nos dice que debemos tocar sonidos precisos…

“Y si la trompeta diere sonido incierto, ¿quién se preparará para la batalla?” (1 Co. 14:8). Pablo hace referencia a lo que Dios ordenó a Moisés allá en Num. 10.

• No, porque estas… “Marchas” opacan el Evangelio y promueven el ecumenismo diseñado y promovido por el Vaticano.

• No, porque sus fines son políticos, no son espirituales. La idea, aparte de fomentar el ecumenismo, es lograr el poder político. La misión del cristiano es servir de guía espiritual, no político.

• No, porque el reino divino lo instaurará el Señor cuando regrese, pero el gobierno del Anticristo está siendo preparado desde ya, y en estos encuentros es muy fácil caer en la trampa de… “somos todos hermanos y por eso, tomémonos de las manos y marchemos por las calles de nuestras ciudades”.

• No, porque la llamada “MARCHA PARA JESÚS” es un intento por ofrecer al mundo una versión protestante de peregrinación. No importa que no tengamos uno de esos… centros para la cita de nuestra peregrinación. Por ahora nos bastan las calles, pero es probable que llegue el momento cuando los evangélicos también descubran alguna aparición por allí, tal vez no de María, pero podría ser alguien como… Lutero o cualquier otra figura conocida…

• No, porque como cristianos nuestra única misión con los que no lo son, es presentarles a Cristo, de lo contrario, no debemos unirnos con las tinieblas… “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” (2 Co. 6:14).

¿Estamos seguros de que todos cuantos salen en sus Marchas son personas regeneradas?

¿Estamos seguros de que todos ellos forman parte de la iglesia de Cristo?

Si las MARCHAS PARA JESÚS incluyeran un claro mensaje de arrepentimiento, fe en Cristo y SEPARACIÓN de todo cuanto no concuerda con la Palabra de Dios, yo participaría y trataría que el mayor número posible de cristianos y no cristianos participasen.

Los cristianos para repartir folletos y aconsejar a quienes respondan al llamamiento del Señor, después de escuchar un claro mensaje de arrepentimiento y fe en Cristo. ¡Qué bueno sería aquello!

Vendrían hombres, mujeres y niños, confesando sus pecados…

Vendrían monjas, sacerdotes, católicos, mormones y evangélicos, rindiéndose al Señor.

..Vendrían políticos, hombres de negocio, profesionales, nacionales y extranjeros, ricos y pobres, jefes y subalternos…

Si oran muchos, ¿habrá más poder…?

Otra seria distorsión que viene en este paquete de las… “Marchas para Jesús” es que se le hace creer a la gente que a mayor número de cristianos orando, habrá mayor poder. Pero… ¿acaso el poder está en la oración, o está en Cristo mismo? Ciertamente no estamos orando a la oración, sino que oramos a Dios.

Ana era una humilde mujer que oraba para que Dios le diera un hijo. Nadie la acompañaba en sus súplicas, pero Dios la oyó y le dio un hijo que conocemos como el profeta y juez de Israel, Samuel, una de las mayores figuras entre los grandes en las páginas de la Biblia.

Elías también era un solo hombre, en contra de centenares de falsos profetas que también oraban, pero Dios respondió al único Elías, sin hacer caso al gran número de 850 falsos profetas quienes también oraban.

“Envía, pues, ahora y congrégame a todo Israel en el monte Carmelo, y los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal, y los cuatrocientos profetas de Asera, que comen de la mesa de Jezabel” (1 R. 18:19).

Si Ud. lee todo el capítulo descubrirá que, a pesar de tanto fervor en la oración y tan unidos que estaban todos estos que participaron de esta “Marcha religiosa”, no hubo respuesta. Hubo, sí, desorden, hubo heridas porque se “sajaban con cuchillos” (v.28), saltaban, gritaban en alta voz, danzaban alrededor del altar que habían levantado y ellos insistían que estaban orando de verdad. Pero nada ocurría, salvo la gritería, los saltos y toda esa exhibición de las más bajas pasiones y derroche de carnalidad. “Pasó el mediodía, y ellos siguieron gritando frenéticamente, hasta la hora de ofrecerse el sacrificio, pero no hubo ninguna voz, ni quien respondiese ni escuchase” (v.29).

Generalmente en este tipo de concentraciones abundan los gritos, no ya a viva voz como lo hicieron aquellos, sino multiplicados por los tremendos altoparlantes. ¡Qué movimiento, qué entusiasmo, qué fervor religioso de aquellos centenares, qué griterío, qué exhibición de la carnalidad! “Y aconteció al mediodía, que Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritad en alta voz, porque dios es; quizá está meditando, o tiene algún trabajo, o va de camino; tal vez duerme, y hay que despertarle. Y ellos clamaban a grandes voces, y se sajaban con cuchillos y con lancetas, conforme a su costumbre, hasta chorrear la sangre sobre ellos” (vs. 27,28).

Dios no necesita que nos unamos con todos, sin considerar siquiera qué creen, a fin de orar con ellos. Elías no se unió al grupo tan numeroso, pretendiendo que “a mayor número de hijos de Dios orando, mayores son las posibilidades de obtener respuesta o mayor será el poder”. No podemos impresionar a Dios con un gran número de supuestos cristianos, cuando hay abismales diferencias teológicas y doctrinales entre los cristianos bíblicos y tantos otros a quienes sólo les interesan las concentraciones multitudinarias para impresionar al mundo con mucha gente.

Siglos después Santiago menciona este caso de Elías y los falsos profetas, diciendo… “Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. Y otra vez oró y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto” (Stg. 5:17,18).

Si a Ud. le convencieron que se necesita el mayor número posible de gente orando para que Dios responda, le estafaron. Dios necesita de sus hijos, aquellos que, arrepentidos de sus pecados, recibieron al Señor Jesucristo como Salvador personal. Dios no nos manda que nos unamos con marianos, mormones, ruselistas, rosacruces, ecuménicos y tantos otros para impresionarlo.

Los números son buenos para la prensa, para los comentaristas de todo corte, para sentirse bien por un día siquiera, para dejar la impresión de… “pueblo de Dios, pueblo de mucho fervor religioso, pueblo unido como una sola familia”. Pero esta… unidad no es otra cosa que una abierta conspiración contra la verdad. Estos encuentros nos obligan a negociar nuestra postura bíblica fundamental y nos vemos obligados a ceder donde no deberíamos de ceder jamás. El que llamemos a cuantos aparezcan por allí con sus “amén y gloria a Dios”, como hermanos en la fe, no les ayuda a ellos, no nos ayuda a nosotros ni le ayuda al mundo.

Si queremos orar con éxito y si queremos alabar y adorar al Señor como corresponde, hagamos como el Señor manda, cuando dice:

“Mas tú cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” (Mt. 6:6).

Nuestras oraciones verdaderas no son exhibiciones públicas de supuesta unidad con todo y con todos. Es una conversación con Dios a puertas cerradas. Cualquier cosa que se hace para llamar la atención, para exhibirse uno mismo o para impresionar al mundo, no proviene de Dios, sino de la más baja carnalidad.

No nos engañemos:

Las… “MARCHAS PARA JESÚS” son sólo el preludio de la movilización de las masas en todo el mundo, en todas las ciudades, cuando éstas exijan el entronamiento del Anticristo con su programa de gobierno mundial y autoridad total, ni bien la Iglesia de Cristo haya partido al encuentro de su Salvador.

HERMANOS: En nuestra condición de Iglesia Bíblica, debemos mantenernos lejos de todos estos movimientos y seguir proclamando el Evangelio, denunciando las herejías, sin importar su procedencia, exigir el arrepentimiento y la fe en Cristo, rechazar las tradiciones de los hombres y la idolatría.

Comparaciones

Es interesante comparar lo que se hace hoy en muchos círculos llamados cristianos y qué enseña la Biblia. Tomemos solamente algunos casos:

1. ¿Debemos unirnos con todos…?

Cuando la iglesia estaba en su mejor estado espiritual, en los días inmediatamente después del Pentecostés allá en Jerusalén, era tan evidente quiénes eran los verdaderos cristianos, que el Dr. Lucas, escribiendo el libro de los Hechos, dice:

“Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo; y estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón. De los demás, ninguno se atrevía a juntarse con ellos; mas el pueblo los alababa grandemente” (Hch. 5:12,13).

Aquello era proveniente de Dios, no cabe la menor duda. Era tal el poder de Dios entre ellos, que los que no eran regenerados, simplemente, aunque los admiraban, no se atrevían a unirse a ellos. Sabían que aún el matrimonio compuesto por Ananías y Safira, que sí eran regenerados, y sin embargo cayeron muertos cuando intentaron engañar (creían ellos), a Pedro. ¡Cuánto menos se unirían a la verdadera iglesia aquellos que ni siquiera eran regenerados!

Nunca la iglesia invitaba a los incrédulos a participar de alguna actividad religiosa o espiritual, porque este tipo de dupla no funciona, ya que significaría involucrar al Señor con los ídolos (2 Co. 6:14-16).

2. Ningún parecido con el mundano

Es fácil notar cuán interesados están hoy muchos llamados cristianos de parecerse a los mundanos. Tome por ejemplo la música, es completamente mundana, es una copia sin alteración alguna, tanto su ritmo, su letra, la apariencia de los “cantantes”, el formato de sus… “conciertos”, la reacción de jóvenes y jovenzuelos cuando escuchan a estos destacados “artistas”.

Otro caso son las “Marchas para Jesús”. Por años el cristianismo ya insípido y alejado de las Escrituras, buscaba algo que se parezca a las peregrinaciones religiosas tan comunes en todas partes del mundo incluyendo musulmanes y otros. Pero los Evangélicos liberales, queriendo parecerse a los religiosos del mundo, no tenían nada que se parezca a esas peregrinaciones. ¡Por fin las… MARCHAS PARA JESÚS, ofrecen una formidable excusa para parecerse a los demás!

Es fácil prever que muy pronto Caacupé (es el lugar del principal santuario de la virgen más venerada en Paraguay) tendrá una fuerte competencia, aunque, probablemente se establezcan reglas de modo que las flechas se respeten y no todos peregrinen el mismo día en direcciones opuestas…

Debe existir tanta diferencia entre los salvos y los que no lo son, que prácticamente en nada pueden armonizar… “¿Andarán dos juntos si no estuvieren de acuerdo?” (Am. 3:3).

Tomemos el caso de los católicos y evangélicos

Uno cree que Jesús es el único Redentor, el otro que María es corredentora con Jesús…

Uno cree que el único intermediario entre Dios y los hombres es Jesucristo, el otro cree que lo es María, los santos y hasta los sacerdotes.

Uno cree que la salvación es únicamente por gracia, no por obras, pero el otro cree que las buenas obras ayudan para la salvación…

Uno cree que el celibato sacerdotal es un requisito y una gran distinción para el sacerdote de su religión. Mientras que el otro, basándose en 1 Ti. 4:1-3, afirma que el celibato es doctrina de demonios…

Uno cree que hay 7 pecados mortales, pero el otro sostiene que todos los pecados son mortales.

Uno cree que nadie puede asegurar que es salvo, el otro dice que, siendo hijo de Dios por la fe en Cristo, el cristiano sabe que lo es.

Uno cree que la Biblia no es suficiente como guía espiritual, por lo cual es necesario agregarle las tradiciones de la Iglesia. El otro afirma que la Biblia y solamente la Biblia es la palabra de Dios.

Uno cree que cuando el cristiano muere, va directamente a la presencia del Señor, pero el otro cree que primero va a un purgatorio inventado por el Vaticano.

Virtualmente no existe una sola doctrina bíblica donde el cristiano y el católico romano concuerden…

El cristiano cree que el verdadero vicario de Cristo es el Espíritu Santo, pero el católico está convencido que lo es el Papa del Vaticano.

¿Cómo pueden estos dos grupos emprender una causa común?

Si se tratara de una causa social, o tal vez un campeonato, o tal vez el deseo de limpiar y embellecer la ciudad y salir a las calles para hacerlo, ¡magnífico! Pero… involucrar a JESÚS en un asunto donde grupos completamente antagónicos en sus creencias pretendan aparentar lo contrario ante la opinión pública, es vergonzoso, es confuso y especialmente para los que sinceramente quisieran ser salvos, es algo incomprensible.

Están en un medio donde, no solamente se tolera la idolatría, sino que se fomenta sistemáticamente. Quisieran salir de allí, pero luego descubren que los mismos cristianos, que fustigan la idolatría, emprenden marchas con idólatras en todas sus formas.

Malestar debido a los bloqueos

Piense por un momento lo que estas “Marchas para Jesús” representan para la gente que trabaja y necesita desplazarse por las calles y avenidas de la ciudad. Pero se encuentran que allí están los que Marchan para Jesús, obligando a las autoridades a cerrar calles importantes y de esta manera causar serios embotellamientos y dificultades innecesarias.

¿Cree Ud. que esa gente que trabaja deseará conocer a ese Jesús, cuyos seguidores están copiando a los políticos y a los religiosos en sus costumbres?

No quiero ni pensar en las maldiciones que deben proferir mientras se ven estorbados por algunos centenares que exhiben su supuesta espiritualidad y unidad cristiana…

Si Ud. quiere asistir, le aconsejo llevarse una buena cantidad de folletos para evangelizarlos, tanto a los líderes, evangélicos y católicos, como al resto de personas que realmente están convencidos de que tienen en ellos a líderes espirituales… Dios dice: “Pueblo mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos” (Is. 3:12b).

Hace muchos años el profeta Jeremías dijo: “¿No castigaré esto? dice Jehová; ¿y de tal gente no se vengará mi alma? Cosa espantosa y fea es hecha en la tierra; los profetas profetizaron mentira, y los sacerdotes dirigían por manos de ellos; y mi pueblo así lo quiso. ¿Qué, pues, haréis cuando llegue el fin?” (Jer. 5:29-31).

Los profetas y los sacerdotes eran los guías espirituales de aquellos días, pero hoy lo son los pastores, misioneros y ancianos de Su iglesia. ¿Estamos viviendo alejados de lo mundano o tratamos de acercarnos cada vez más al mundo?

¿Recordamos que es nuestro deber llevar el evangelio a los perdidos y no dejar en ellos la impresión falsa de que son ya nuestros hermanos?

¿Tenemos que movilizar masas? ¿para impresionar a quién? ¿A Dios? Si queremos orar con buenos resultados y si queremos fortaleza espiritual, el lugar público y en público es el menos indicado. Jesús nos dice: “Mas tú, cuando ores (no dice… moviliza a miles de incautos para una gran concentración), entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” (Mt. 6:6).

Las grandes batallas y las mayores victorias no se obtienen en público, sino en secreto con Dios. Allí, en tu dormitorio, levántate a medianoche, dobla tus rodillas y en secreto con Dios, trata tus asuntos y él te hará victorioso en público.

Resumen

• Las “Marchas para Jesús” son de origen carismático.

• Las “Marchas para Jesús” no ofrecen ningún servicio para los incrédulos, confunden a los nuevos cristianos y alejan a los católicos de la salvación.

• La “Marcha para Jesús”pretende reemplazar la unidad en Cristo y su Palabra por la unidad ecuménica.

• Las “Marchas para Jesús” contradicen el reclamo de Cristo cuando Él dice que solamente Él es el camino y que fuera de Él nadie puede ser salvo. Porque estas… “Marchas para Jesús”, son para que cada uno interprete como bien le plazca el nombre… Jesús.

• Las “Marchas para Jesús” nos muestran que la Iglesia del Anticristo, quien se presentará como Jesús, está apresurando su preparación, reclutando al mayor número posible de miembros, sabiendo que el tiempo es corto y la iglesia de Cristo partirá a la presencia del Salvador.

• Las “Marchas para Jesús” darán paso a otros eventos mucho más atrevidos, cuando los así llamados evangélicos, se unirán a los católicos para las peregrinaciones anuales o bien, designarán su propio lugar de algún milagro hacia dónde dirigirán a miles de marchantes…

• Las “Marchas para Jesús” pueden considerarse como un resultado natural de las costumbres y música mundanas en muchos templos evangélicos hoy.

• Es probable que en algunas de estas “Marchas para Jesús” sus participantes presencien verdaderos milagros, al punto que el número de marchantes vaya aumentando hasta llegar a millones en ciudades mas pobladas.

• En ningún lugar de la Biblia se manda a los cristianos para este tipo de… “tomar las calles o tomar las ciudades para Jesús”, porque los cristianos no se fabrican mediante marchas coloridas y espectaculares, sino que el Señor añade a su iglesia uno a uno quienes serán sus hijos.

• Muy pronto en nuestra propia ciudad capital, si el Señor no nos recoge antes, veremos a líderes musulmanes, budistas, shintoistas, hindúes y otros paganos, compartiendo la misma plataforma con algún pastor, algún sacerdote católico, el patriarca ortodoxo y otros. No sería extraño que el pastor de turno, que dirija esta colorida concentración los presente a ellos como… “mis colegas”…

http://www.radioiglesia.com/index.php?option=com_content&task=view&id=318&Itemid=1

About these ads

2 comentarios to “Marchas para Jesús”

  1. Richard Arriagada 21 noviembre 2008 at 2:33 AM #

    Muchas gracias por la información. Teníamos duda en el año que se comenzó la Marcha para Jesús y sabíamos que una de las organizaciones, era Jucum (Juventud con una Misión), es bueno para compartirlo al resto de las iglesias que se han estado sumando para no olvidar los comienzos ni tampoco la razón y el sentido de este evento.
    Richard y Rosita Arriagada

  2. Richard Arriagada 21 noviembre 2008 at 3:03 AM #

    Creo que ustedes están hilando fino con los comentarios que han agregado y esto no le hace nada de bien a la iglesia a nivel general. Es molesto leer que algunas personas se crean Dios para decir esto sí y esto no! Dios no se limita a la mente humana para actuar en medio de la humanidad, hay multiformes maneras de cómo él atrae a las personas. Me van a decir que también el teatro en las calles es satánico, que Dios no lo ha mandado. Me da pena leerles, soy creyente nuevo y no había leído hasta el final. En ninguna parte de la Biblia habla que tú debas hablar mal de tu prójimo, difamar y deshonrarle públicamente a través de este medio sin hablar con ellos directamente. ¿Por qué no van directamente a la fuente y no se toman de algunos escritos, de algunas palabras?
    ¿Le preguntaron ustedes al Señor si esto del internet era de Dios o de satanás?

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 712 seguidores

%d personas les gusta esto: