YUGO DESIGUAL

12 sep

 


 

YUGO DESIGUAL

Por: Gustavo <:><  

www.cristianosunidos.com

 


 

 

2 Corintios 7: 4No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 15¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? 16¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.  17Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré, 18Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. 

 

A lo largo de mi vida he sido testigo en diferentes ocasiones del resultado de la unión en “yugo desigual”, hay cientos de testimonios de cristianos que unieron su vida a personas no cristianas y que sufren por tal motivo en su vida matrimonial pues sus intereses son totalmente diferentes.

 

 

Hay algunos aspectos de la vida que los cristianos que ahora están enamorados de una persona inconversa no comprenden, y es el hecho que ellos NO tienen la capacidad de “convertirlos” a Cristo, y tampoco saben, pues no lo han vivido, que la emoción, las mariposas en el estómago y todo ese tipo de sensaciones placenteras (que se confunden con amor) que sienten hoy por el ser amado, desaparecen poco tiempo después que han unido su vida en matrimonio. Peor aun el caso de aquellos cuya motivación es una fuerte atracción sexual, pues pronto descubrirán una vez que se casen, que el sexo no es lo más importante.

 

 

Muchos jóvenes y señoritas cristianos se confiesan enamorados o por lo menos se sienten atraídos por personas inconversas, ya que adicionalmente es muy común que en las Iglesias los jóvenes y señoritas que ahí asisten no se atraigan entre sí, algo sucede entre ellos que ni siquiera piensan en darse la oportunidad unos a otros de tratarse con fines afectivos de noviazgo, así que sigue siendo muy frecuente que chicos y chicas cristianos “busquen” a su pareja en el mundo no-cristiano.

 

 

Quienes están en esta situación, no deben pasar por alto que la Escritura sentencia que “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará(Gálatas 6:7), así que el desacato a la instrucción divina que establece “no os unáis en yugo desigual” tendrá un precio caro y muchas veces doloroso, así que conviene que antes de cometer lo que pudiera convertirse en el error mas grande de su vida reflexionen en lo siguiente:

 

 

1 Corintios 13:  4El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; 5no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; 6no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. 7Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 8El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

 

 

El amor verdadero, procede de Dios, aun el amor que sentimos por la persona amada, si es genuino, entonces procede de Dios, ese tipo de amor dentro de sus múltiples características establece la relación de corazón a corazón, con esto quiero decirte que te enamoras de la persona y no de su físico o de su posición social, o de cualquier otra cosa externa que por cierto es uno de los mas fuertes engaños de Satanás y que confunde a muchos hoy día con el falso amor. Por otro lado el amor genuino busca siempre el bien del otro por encima del bien propio (vr5), ¿estás de acuerdo?, pues bien si ese amor es genuino, entonces sabes bien que para esa persona especial en tu vida, aquella por la que sientes especial atracción, no hay nada mejor que Jesucristo, ¿cierto?, así que antes de pensar que esa persona sea para ti, debería interesarte el presentarle a Cristo como su Señor y Salvador. Debes aceptar que Dios te quiere usar para que esa persona vaya a los pies del Señor, así que es muy probable que ganando esa persona para Cristo, después el Señor te la de para ti.

 

 

Hay muchos casos en los que chicos y chicas llegaron a los pies de Cristo a través de sus novios. Así que te animo para que des un giro a tu interés por aquella persona muy especial para ti y que aun no conoce a Dios, primero gánalo para Cristo, que ese sea tu objetivo, presentarle al Señor, y deja que sea Dios quien lo gane para ti.

 

 

Hermano, hermana, el día que comprendamos y vivamos de todo corazón la promesa de Cristo de Mateo 6:33 que dice Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” tu vida completa va a cambiar, pues dentro de la añadidura también está contemplado el amor de tu vida.

 

 

Por último quiero decirte, que aunque en esta ocasión el enfoque que dimos al “yugo desigual” lo empleamos para la relación noviazgo-matrimonio, también aplica en cualquier otro tipo de relación, ya sea comercial, de negocio, social, etc. Donde nos debemos percatar de la magnifica oportunidad de presentar a toda esa gente, al Señor Jesús como su único y suficiente Salvador.

 

 

Dios te bendiga

 

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 745 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: