Hallan muerto y enterrado a un pastor evangélico secuestrado en el norte de México

14 ago

jueves 14 de agosto de 2008

Hallan muerto y enterrado a un pastor evangélico secuestrado en el norte de México

Nuevo Laredo (México), 12 ago (EFE).- El pastor evangélico y empresario mexicano Noé Villegas Trejo, quien fue secuestrado el mes pasado, fue hallado hoy muerto y enterrado en el patio trasero de una casa en la norteña ciudad de Nuevo Laredo.

La Policía Ministerial del estado Tamaulipas, al que pertenece Nuevo Laredo, informó hoy del hallazgo y de que ha logrado detener a dos de los secuestradores y que el resto de la banda están prófugos.

Villegas Trejo fue secuestrado el pasado 23 de julio y sus raptores exigían un pago de 200.000 dólares, de los cuales la familia solo alcanzó a pagar 248.000 pesos (unos 24.000 dólares).

De acuerdo con las primeras declaraciones de los detenidos, el pastor evangélico murió por asfixia el día 25 de julio y fue enterrado en el patio trasero de una casa en construcción de la calle Apolo, en el barrio Viviendas Unidas.

A pesar de que la víctima ya estaba muerta, los secuestradores siguieron exigiendo a la familia el pago del rescate.

Entre los dos detenidos está Jesús Alberto Armenta, hijo de Jesús Armenta Rodríguez “El Chaparro”, identificado como el líder de la banda de secuestradores, quien se encuentra prófugo junto con otros miembros de esta organización.

El gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, dijo ayer lunes que en este estado fronterizo con Estados Unidos solo se habían cometido 12 secuestros, de los cuales seis fueron resueltos.

En Tamaulipas opera el cartel del Golfo que se ha aliado a la mafia criminal liderada por los hermanos Beltrán Leyva.

De las 148 muertes violentas registradas en lo que va de este año en el estado, 26 están ligadas a la delincuencia organizada, según fuentes oficiales.

La sociedad mexicana está indignada por la ola de violencia que sacude al país y llegó a su máxima exasperación la semana pasada cuando se supo del secuestro y muerte de un joven de 14 años, hijo de un destacado empresario.

Las expresiones de repudio han llevado a distintas organizaciones empresariales a convocar a una marcha en contra de la violencia para el próximo 30 de agosto en la capital mexicana.

Además, las autoridades federales y capitalinas han decidido reestructurar las corporaciones policiales, alguna de las cuales han estado involucradas en el secuestro de personas.

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 673 seguidores

%d personas les gusta esto: